PELÍCULA RECOMENDADA: Mamma Mia Here We Go Again

0Shares

El grupo sueco ABBA durante una década desde el 1972 hasta principios de los 80 fue un icono en Europa y se abrió a otros mercados difíciles como Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Canada y Estados Unidos. Con cerca de 400 millones de ventas de sus discos, incluso sus múltiples recopilatorios que han salido y siguen apareciendo en el mercado, siguen en lo más alto de los cds más vendidos. El grupo sueco triunfó cuando ganó el festival de Eurovisión con la canción Waterloo, hoy dia sigue siendo un fenómeno social y musical.

Es fácil entender que se hiciera en 2008 una película sobre el éxitoso musical que utilizaba los singles importantes del grupo, que son muchos, variados y super conocidos a nivel  mundial. En aquella ocasión la historia se mueve alrededor de una joven (Amanda Seyfried) que ha crecido en una pequeña isla griega, ha sido educada por una madre rebelde y poco convencional (Meryl Streep), que siempre se ha negado a revelarle la identidad de su padre. Cuando, por fin, parece que la joven está a punto de saberlo, aparecen tres posibles candidatos (Pierce Brosnan, Colin Firth y Stellan Skarsgard) y es en ese momento cuando todo se enreda. A ritmo de las mejores canciones de ABBA, disfrutamos de estas aventuras, desventuras, amores y desamores. El reparto fue de lujo y las canciones en todos los casos fueron cantadas por las voces originales de los protagonistas. Todo hay que decirlo, los actores adultos masculinos tienen mucho que trabajar para llegar a tener una voces dignas, pero la postproducción hizo el resto. En  cambio las protagonistas Amanda Seyfried y Meryl Streep y el resto del elenco, lo bordan, literalmente.

Mamma Mia: Una y otra vez, es la segunda parte y llega diez años después, en esta ocasión nos lleva de viaje al verano donde comenzó todo. Desde su vida en el presente, los protagonistas de Mamma mia, nos cuentan los hechos acontecidos en el mágico verano en el que comenzó esta historia de los tres posibles padres de Sophie. Así de sencillo es la puesta en marcha de esta comedia musical con la base, por supuesto, de las canciones del grupo ABBA. Han tenido que pasar diez años de aquella primera apuesta de la versión cinematográfica del popular musical de ABBA, que tanto éxito estaba dando y hoy día sigue y sigue.

Esta segunda parte es algo más floja que la primera, evidentemente ya no hay sorpresas, y las canciones son algunas de ellas mucho menos conocidas, y incluso caras B de sus discos de grandes éxitos. Aun y así tenemos unas cinco o seis canciones que se vuelven a escuchar de su antología de grandes temas y que están convenientemente dosificadas en la historia para seguir manteniendo en lo más alto el listón del grupo, porque hay que decirlo, el triunfo de la película se debe a los temas de ABBA.

 

ABBA, es y será uno de los mejores grupos de la historia de la música, así, su popularidad abrió las puertas a otros artistas europeos, y es una de las razones por las que ingresaron al Salón de la Fama del Rock. La película se centra en la historia de la protagonista y madre que se enamora de tres apuestos jóvenes y  Lily James (La Cenicienta 2015), hace de una estupenda Meryl Streep de joven, donde interpreta de forma magnífica y con una voz genial la etapa mas joven,desenfadada y emprendedora de la protagonista, pero muchos años antes. También Amanda Seyfried, es de nuevo la hija de la protagonista y la que ahora busca hacer realidad el sueño de su madre de abril el hotel donde ella vivió durante mucho tiempo. En esta segunda parte se nos explica como conoció a estos apuestos amantes y como llegó a Grecia y adquirió este caserón.

Partiendo de esta premisa es de entender que la película no puede ser muy original, aunque me hizo gracia la forma que nos cuenta como la joven Donna Sheridan conoció a estos amantes, dandole un aire romántico y de libertad al personaje, el “Carpe Díem” se respira por los poros de la protagonista. Es evidente que su gran voz y belleza cautiva la pantalla hasta tal punto que le hace sobre a Amanda Seyfried, que hace de su hija y a la propia Meryl Streep. Las canciones son la base de este musical que ha tenido buena acogida y es una máquina de ganar dinero. Recomendable para los amantes del musical y de ABBA. 

Javier Pérez-vico

 

0Shares