Las Edades de las Lámparas. J.R.R. Tolkien

6Shares

La Construcción de las Grandes Lámparas.

Se llamó así a estas edades porque los Valar crearon dos colosales Lámparas mágicas para iluminar el mundo. Los Valar trajeron orden a los mares, a las tierras y las montañas, y hubo necesidad de luz, y Aulë contruyo dos colosales lámparas por ruego de Yavanna. Varda llenó las lámparas y Manwë las consagró. Las colocaron sobre altos pilares, más altos que cualquiera de las montañas de días posteriores. Illuin, se colocó en el norte de la Tierra Media y Ormal en el sur.

Las Edades de las Lámparas datan desde el año 5.000 hasta el 10.000

El Primer Reino de los Valar

En el centro exacto de Arda se creó el primer reino de los Valar, en el Gran Lago de la isla de Almaren. Era una maravilla, lleno de hermosas mansiones y torres. El mundo se llenó de alegría y de luz. Estas edades también se conocían con el nombre de “Primavera de Arda”, porque brotaron las semillas que Yavanna la Fructífera sembró y empezaron a germinar pronto, y aparecieron muchas cosas que crecían, grandes y pequeñas, hierbas y musgos y grandes helechos, también árboles con grades copas que llegaban hasta las nubes, como si fueran montañas vivientes. Y llegaron bestias y vivieron en las llanuras verdes, o en los ríos y los lagos.

Primera Fortaleza del Maligno

Lejos, al norte, los espíritus malignos Maiar volvieron a reunirse y crearon su reino junto a Melkor que regresó a Arda. En secreto, mientras los Valar descansaban de sus tareas, Melkor alzó las enormes Montañas de Hierro y bajo ellas construyó una fortaleza de Mal, llamada Utumno. Comenzó a corromper las creaciones de los Valar y hubo venenos que se mezclaron con las aguas y los bosques. Las hermosas criaturas de Yavanna fueron deformadas y torturadas de forma que se volvieron monstruosas y sedientas de sangre.

La Segunda Guerra

Cuando Melkor se creyó lo bastante fuerte, declaró la guerra a los Valar. Cogiéndolos por sorpresa, derrumbó los pilares de las Grandes Lámparas y las quebró. En el derrumbe de los pilares, las tierras se abrieron y los mares se levantaron en un gran alboroto; y cuando las lámparas se derramaron, unas llamas enormes destruyeron toda la Tierra que quedaron entonces dañadas.

Los Valar no pudieron perseguir a Melkor, quien se escondió en Utumno, porque necesitaban todas sus fuerzas para apaciguar los tumultos de la Tierra y salvar de la ruina todo lo que se pudiera salvar. Temieron desgarrar otra vez la Tierra para buscar a malvado Melkor porque no sabían dónde moraban los Hijos de Ilúvatar (Elfos), que aún habrían de venir en un tiempo que ellos no sabían.

Los Valar Abandonan Almaren

La morada de los Valar en Almaren quedó por completo destruida, y no tuvieron sitio donde vivir sobre la faz de la Tierra, así que abandonaron Almaren y la Tierra Media retirándose a la parte más occidental, al gran continente de Aman que recibiría el nombre de Tierras Imperecederas.

Allí, los Valar fortificaron sus propias moradas y en el extremo este, frente a la costa, levantaron las Pelóri, las Montañas de Aman, las montañas más altas jamás vistas. En la cima de estas cumbres, Manwë puso su trono. Desde allí, Manwë y Varda podían ver a través de la Tierra hasta los confines más extremos de la Tierra Media.

Mapa Almaren

6Shares
diciembre 5, 2017

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,