PELÍCULA RECOMENDADA: TRES ANUNCIOS A LAS AFUERAS

Tres anuncios en las afueras
0Shares

Mildred Hayes (Frances McDormand), es una mujer de 50 años cuya hija adolescente ha sido violada y asesinada, y decide iniciar por su cuenta una guerra contra la Policía de su pueblo, Ebbing, al considerar que no hacen lo suficiente bien, para resolver el caso y que se haga justicia. Su primer paso será contratar unas vallas publicitarias denunciando la situación y señalando al jefe de policía, William Willoughby (Woody Harrelson), como responsable principal de la pasividad policial.

El punto de partida es cuando esta mujer la vemos sola con la idea de pagar unas vallas para poder poner publicidad durante un año, y va al pueblo a la empresa encargada de dichas vayas para darle una cantidad de dinero difícil de rechazar, en una zona poco transitada. La protagonista es Frances McDormand una actriz famosa por su gran papel en Fargo, una actriz temperamental, con mucho caracter, que saca la película de forma solvente gracias a ella y también a actores como Woody Harrelson que hace de policía, y que parte con el papel de el malo de la película por no hacer nada para ayudarla, este personaje está pasando una situación difícil y poco a poco se irá intensificando, su actualición es importante a un gran nivel.

Terminamos con el papel del ayudante de la policía del condado, Sam Rockwell, un actor de reparto que es un poco especial en su físico y que nos parece el típico policía “chungo” que se salta la ley a la torera, temperamental e incontrolable pero que en el fondo tiene su corazoncito y tiene un papel importante hacía el final de la misma donde su personaje da un giro importante. Este trio de actores solventan la película y la hacen una buena producción. Tanto la protagonista femenina como Sam Rockwell se llevaron el Oscar y Woody Harrelson tuvo también su merecida nominación que bien le podía haber valido un premio.

La película en total tuvo 7 nominaciones a los OSCAR, los premios más importantes de la industria del cine norteamericano y tuvo buena acogida entre el público a pesar de que también recibió críticas duras en la parte final de la carrera hacia los OSCAR, por su telante más racista. Para mí la película se sustenta en los actores y la historia no pasa de ser una pequeña incisión en el universo de las muchas películas que hablan de muertes traumáticas y la busqueda de la justicia. Aunque en algunos momentos es algo violenta tanto física como verbalmente, es una interesante historia para ver y valorar las interpretaciones más que el fondo de la misma y sobretodo tiene un audaz sentido del humor, que aunque salvando la distancias me recuerda a Fargo, en su pausa y algunas maneras que la hacen dura y irónica.

Javier Pérez-Vico

0Shares