La espía que me amó, 1977

THE-SPY-WHO-LOVED-ME-POSTER
0Shares

El éxito de “LA ESPÍA QUE ME AMÓ” ayudó a definir el legado de una de las figuras más queridas de la industria cinematográfica. En la primavera de 1975, Broccoli, Saltzman y Guy Hamilton empezaron a preparar la décima entrega. Sólo tenían el título, pues Ian Fleming no deseaba que esta novela fuera adaptada al cine, ya que estaba narrada desde la perspectiva de una mujer que conoce a James Bond durante una noche angustiosa.

La misteriosa desaparición de dos submarinos nucleares exige la colaboración de los mejores agentes de los servicios secretos británico y soviético: James Bond y la mayor Amasova. Detrás de todo se encuentra el magnate Stromberg, que se propone destruir a la humanidad para fundar una nueva civilización bajo el mar.

Resultado de imagen de la espía que me amó creditos iniciales

Las inversiones de Harry Saltzman le habían dejado grandes deudas y cuando los bancos estimaron que su mayor activo era su parte en la EON, Harry la vendió a la United Artists y dejó a Broccoli como único productor de LA ESPÍA QUE ME AMÓ. Resolver estos asuntos provocó ciertos retrasos en la pre-producción, y Guy Hamilton tuvo que dejar el proyecto. Entonces, Broccoli se vio obligado a buscar otro director, por no hablar de que, pese al número de guionistas implicados, hacía falta alguien que diera cuerpo a todos los tratamientos y borradores de la película.

Así que le pidieron a Lewis Gilbert, director de SOLO SE VIVE DOS VECES, que pusiera el proyecto en marcha. Trajeron a John Glen como montador y director de la segunda unidad. Gilbert introdujo al final el elemento clave de que Bond hubiera matado al amante de Anya Amasova; una idea que aportó solidez a la narrativa y que apuntaló la acción.

Resultado de imagen de la espía que me amó escenas

Curt Jurgens, coprotagonista de la cinta de GilbertFERRY TO HONG KONG (1958), obtuvo el rol de Karl Stromberg. Cuando un ayudante vio a Richard Kiel en la serie americana “COSTA BÁRBARA”, le propuso el papel de Tiburón. Para el papel de Anya Amasova contaron con Barbara Bach, quien era amiga de un ejecutivo de la United Artists.

Mientras pensaban como hacer la escena de apertura, vieron un anuncio de televisión de Canadian Club en el que un esquiador descendía por El Capitán (California) para, luego lanzarse en paracaídas. Así que contrataron al paracaidista Rick Sylvester, cuando grabaron la escena la climatología en un principio no acompañaba, pero al final una de las cámaras pudo captar una buena toma.

El rodaje en Egipto fue un calvario. Pese a los espectaculares escenarios que ofrecían el Nilo y grandes templos como Karnak, Edfu o Abu Simbel, las necesidades del día a día no se satisfacían. La comunicación con Londres no era fiable. El catering del equipo era peor que pésimo, hasta el punto que vitorearon a Broccoli cuando consiguió los ingredientes necesarios para hacer una sencilla cena a base de pasta casera.

Resultado de imagen de la espía que me amó escenas

Incluso, en el espectáculo Son et Lumière de las pirámides, los técnicos descubrieron que, de noche, no podían iluminar los monumentos lo bastante como para exponerlos. Así pues, todos los planos de las pirámides fueron creados posteriormente usando miniaturas y pantallas en los estudios de Pinewood.

En Cerdeña, en cambio, resulto un inmejorable telón de fondo para que Ernie Day, director de la segunda unidad, rodara la mayor parte de la persecución en coche con el Lotus Esprit. Derek Meddings, supervisor de efectos especiales y visuales, empleó un cañón de aire para lanzar al mar una carrocería de coche. Luego, en las cristalinas aguas de la Bahamas, usó tres coches adicionales para la transformación del Lotus en un submarino.

En Pinewood, el diseñador de producción Ken Adam rompió moldes con sets a base de acabados en metal bruñido, curvas arrebatadoras y hermosas antigüedades. Incapaz de hallar una localización para el interior del Liparus, Adam se puso manos a la obra y diseñó un estudio permanente en Pinewood. Construido en 13 semanas (decoración interior incluida), el bautizo como “Estudio 007” se convirtió en el escenario más grande del mundo.

Resultado de imagen de la espía que me amó escenas

Adam se puso en contacto directamente con Stanley Kubrick para diseñar la iluminación del set. La inauguración del Estudio 007, por cierto, se hizo a bombo y platillo. Incluso acudió el antiguo primer ministro Harold Wilson.

Para la partitura, un comprometido John Barry propuso como sustituirlo a Marvin Hamlisch, famoso por el musical ganador de un premio Pulitzer en “A Chorus Line, 1976”

Hamlisch quiso crear una partitura poderosa y coherente con la música de John Barry. Para la canción principal, que empieza con un solo de piano de 30 segundos antes de la orquestación, pensó: “En las películas de Bond todo es más grande que la vida, así que pensé en Mozart y me dije: haz justo lo contrario”.

Como título, la letrista Carole Bayer Sager propuso “Nobody does it better (Nadie lo hace mejor)”, frase que aún define a Bond. Interpretado por Carly Simon, el tema alcanzó el puesto número 2 en Estados Unidos y el 7 en Gran Bretaña. Canción, música y dirección artística recibieron nominaciones al Óscar.

Con un presupuesto mayor que cualquiera de las entregas anteriores, “LA ESPÍA QUE ME AMÓ” constituyó un tremendo taquillazo y una piedra angular para la saga Bond.

Ficha técnica y artística

La-espia-que-me-amo
Título original: The Spy Who Loved Me
Año:1977
Duración: 125 minutos
País: Reino Unido
DirecciónLewis Gilbert
Guion: Richard Maibaum, Christopher Wood (Personaje: Ian Fleming)
Música: Marvin Hamlisch
Fotografía: Claude Renoir
RepartoRoger Moore, Barbara Bach, Curd Jürgens, Richard Kiel, Caroline Munro,Walter Gotell, Geoffrey Keen, George Baker, Bernard Lee, Desmond Llewelyn
Productora: EON Productions
Distribuidora: United Artists
Género: Aventuras, Acción
Premios:
1977: Oscar: 3 nominaciones a Mejor bso, canción, dirección artística
1977: Globos de Oro: 2 Nominaciones a Mejor banda sonora y canción original
1977: Premios BAFTA: Nominada a Mejor diseño de producción
1977: Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guión adaptado comedia

Tema principal

0Shares