NICOLAS CAGE, brilló en el Festival de Sitges

0Shares

Nicolas Cage, fue ayer sábado el centro de todas las miradas en una frenética tercera jornada del Festival de Sitges, dominada también por los estrenos de Mandy, Asher y Summer of 84; la multitudinaria Sitges Zombie Walk; el youtuber Rubius; la entrega de los premios Nova Autoria, y un huracán llamado Pam Grier, que ha impartido una clase magistral sobre el arte de hacer cine.

Todo estaba escrito. Los aficionados conocían la hora, la prensa también. El instante en el que llegaba al Festival. Divertido, encantador, carismático, toda una estrella, Nicolas Cage ha tenido todas las deferencias con los aficionados: ha firmado autógrafos, se ha dejado fotografiar y ha exhibido su genuina autenticidad. “Sé que estoy en un gran Festival; es un honor estar con todos vosotros”, ha comentado el actor estadounidense que enamoró al público con el personaje de Sailor en Corazón salvaje, la película de culto de David Lynch.

Nicolas Cage ha recogido el Gran Premi Honorific de manos del director del Festival, Ángel Sala, justo antes de la proyección de Mandy, la película que presentó su director, Panos Cosmatos. Mandy es un impactante film de acción y venganza con una estética deslumbrante. El actor habló de los referentes que le han servido para dar vida a Red Miller, el protagonista de la película de Cosmatos: “Descubrí el expresionismo alemán gracias a mi padre, y puedo decir que forma parte de mí. Es en cintas como Mandy cuando puedo dejar salir la influencia que han tenido las imágenes de Metrópolis, Nosferatu o El gabinete del Doctor Caligari”. La película está llamada a convertirse en una de las cintas de género del año.

 

0Shares