LOS ACTORES BOND (Parte 1)

11Shares

James Bond, es un personaje mítico creado por la pluma de Ian Fleming y en este artículo vamos a repasar los diferentes actores que lo han llevado a la pantalla grande. La primera película de la saga fue, Doctor No del año 1962, los títulos de crédito comienzan con una canción caribeña, estamos en Jamaica. Es en esta primera película del personaje cuando se presenta por primera vez, con la mítica  frase de: “mi nombre es Bond, James Bond”. Las películas que se han realizado hasta la fecha de James Bond es un caso único en la historia del cine. Ni siquiera los grandes seriales norteamericanos de los años cuarenta habían conseguido repetir la misma fórmula obteniendo una y otra vez un éxito en taquilla. El personaje sigue sorprendiendo al público, que continua yendo a verlo en masa siendo precisamente las últimas películas interpretadas por Daniel Graig,las que han batido records de taquilla.

Desde los comienzos, las películas fueron un éxito de taquilla, sorprendiendo positivamente a los productores y fue cuando se empezaron hacer series con ese estilo, y anuncios de televisión marcado por la influencia de las películas. Además todo lo que tocaba Bond luego repercutía en las ventas. El champán Bollinger subió como la espuma en ventas, nunca mejor dicho, incluso el Vodka haría aumentar el consumo solamente en Gran Bretaña en más de quinientos mil litros al año. El Aston Martin se convirtió en un coche muy solicitado. También los sociólogos tuvieron tiempo para criticar a este superhéroe amoral. Aunque los libros se vendían muy bien en Gran Bretaña y Estados Unidos, la explosión no se produjo hasta que llegaron los estrenos de las películas y la aparición del primer agente Bond.

SEAN CONNERY TODA UNA LEYENDA

Thomas Sean Connery nacido en Edimburgo, Escocia el 25 de agosto de 1930, es un actor y productor de cine británico retirado que ha ganado un premio Óscar, dos premios BAFTA (uno de ellos un BAFTA Academy Fellowship Award), y tres premios Globo de Oro. Gran parte de su fama es debida al personaje de James Bond, que interpretó en siete películas entre 1962 y 1983 (seis películas producidas por Eon Productions, así como la película, Nunca digas nunca jamás, una nueva versión de Operación Trueno producida por Warner Bros).

Sean Connery tuvo una carrera fructífera y en 1988, ganó el Óscar al Mejor Actor de Reparto por su papel en de Los Intocables de Eliot Ness. Su carrera en el cine también incluye películas tales como la muy interesante, Marnie la ladrona, de Alfred Hitchcock, La liga de los hombres extraordinarios, Indiana Jones y la última cruzada de Steven Spielberg, La caza del Octubre Rojo, El hombre que pudo reinar, El nombre de la Rosa, Los Inmortales II el desafío, Asesinato en el Orient Express, Dragonheart: corazón de dragón, y La Roca. Sean Connery fue nombrado “Caballero Bachelor” por la reina Isabel II en julio de 2000. En 1989, fue proclamado como “El hombre vivo más sexy” por la revista People, y en 1999, a los 69 años, fue votado como “El hombre más sexy del siglo”. Está claro que hizo carrera gracias al personaje de Bond y luego se quiso apartar para seguir por caminos diferentes. En 2003 a sus 73 años de edad se retiró y sigue así desde entonces, disfrutando de una merecida jubilación y recordando su etapa de Bond y sus otras muchas películas que lo han convertido en un actor de referencia del cine clásico de espias y del cine contemporaneo.

Viendo las cuatro primeras películas, nos damos cuenta que los inventos creados por “Q”, son verosímiles pero a partir de la quinta película la cosa se volvió más increible. El estilismo y refinamiento lo podemos encontrar sobretodo en la etapa de Sean Connery. También con el paso de los años y a partir de las películas del tercer agente Bond, me refiero a Roger Moore en adelante, el personaje se vuelve más plano y también el estilo de rodaje cambia hacia una estética más destinada a la televisión que al cine. La influencia de la televisión hizo que se buscaran formulas para hacer más trepidentes las escenas y que el público joven de la época pudiera engancharse con un personaje que siempre repetía la formula, pero seguía sorprendiendo aventura tras aventura, con sus dosis de violencia, sexo, artefactos y situaciones increibles que no habíamos visto ni en cine ni en televisión, hasta la fecha.

GEORGE LAZENBY, EL BOND MÁS FUGAZ 

Entonces; ¿ Porqué cambiaron de actor, cuando Sean Connery era perfecto para el personaje y lograba darle un sentido muy fiel a la obra del creador?. El motivo es claro, Sean Connery era muy especial, además de alto, fisicamente fuerte, con mucho carisma y personalidad. Hizo suyo el personaje y bordó en todos los sentidos su papel, que lo llevó a ser un mito en la época. Rodando las cinco primeras películas seguidas, y dejando la saga por un breve espacio de tiempo ya que estaba cansado del personaje. Fue entonces, cuando entró en escena, George Robert Lazenby es un modelo y actor australiano, conocido principalmente por haber interpretado a James Bond en la película Al servicio secreto de su majestad, del año 1969. Vamos, prácticamente un desconocido para el cine, pero muy famoso ya que como modelo se le consideró el mejor pagado del mundo en 1968, un año antes  que George Lazenby empezara a rodar la película. Eso sí, este tipo lo tenía muy claro y durante el rodaje de la película decidió que iba a interpretar el papel de Bond sólo una vez. No lo hizo del todo mal y hoy dia su película se le tiene muy bien considerada, pero teniendo de referencia a Sean Connery no había color. Este actor no lo hizo mal y más vale una retirada a tiempo, cuando sabes que has entrado en la saga como mero sustituto del gran Sean Connery.

El propio Sean Connery regresó para una última película de la saga, siendo convencido por los productores una vez que George Lazenby se negara a continuar. No fue de las mejores película de Connery y cuando terminó de hacerla se despidió de la saga que le hizo famoso, pero por contra fue la el motivo que acabó con su vida personal, el quería hacer todo tipo de proyectos y no encasillarse. Se volvió tan popular que el personaje le acabó ahogando. Pero el caso de Sean Connery es muy curioso, porque a pesar de dejar el personaje definitivamente como prometió, diciendo textualmente que: “nunca más interpretaría al personaje”, si que regresaría, para interpretarlo por última vez, en lo que sería su séptima entrega en el año 1983. Doce años más tarde y además coincidiendo con otro estreno oficial de la productora EON, Octopussy. La película en cuestión se llamó “Nunca digas nunca jamas“, título que hace irónicamente referencia a la frase que pronunció el actor cuando realizó su última producción oficial allá por el año 1971. Pero en realidad está basada en la obra Operación Trueno y esta historia ya fue llevada al cine en 1965 con ese mismo título.

SEAN CONNERY, EN UNA PRODUCCIÓN DE WARNER

¿ Porqué se hizo una película de Bond con otra productora sobre una historia que ya había sido llevada al cine? Pues resulta que Operación trueno está basada en un guión original escrito por Jack Whittingham, con guion de Richard Maibaum y John Hopkins. El autor Ian Fleming deseaba llevar a su personaje al cine y estaba tanteándolo desde hace mucho tiempo atrás, pero la falta de dinero canceló toda posibilidad, fue entonces cuando el autor decidió utilizar ese guión en el que colaboró y estuvo asesorando al equipo de guionistas, para escribir un nuevo libro del personaje. Sería la novena novela publicada en 1961. Después hubo una demanda por los guionistas que fue ganada y obligó al autor a incluir los nombres de los co-autores, ya que entendía el juez que nace de una historia ajena al autor, pero como el personaje y todo lo que aparece en la misma, es una continuación de las aventuras del personaje, el juez fue benévolo y le permitió aparecer como autor, aunque los dos guionistas también lo hacen como co-autores del libro.

El director de esta película no oficial fue Irvin Kershner, fue un director de cine y actor ocasional, que dirigió algunas interesantes películas sobretodo la famosa, El Regreso de un hombre llamado caballo de 1976 y esto hizo que George Lucas se fijase en ella para proponerle como director para rodar la segunda película de la saga de La Guerra de las Galaxias, Star Wars: Episode V – El Imperio contraataca, y tres años después sería el director de la película no oficial de James Bond:  Nunca digas nunca jamás. Su última película como director fue  la secuela de otra trilogia muy interesante de los años 80, Robocop 2  del año 1990 que tuvo tres partes, una saga que se hizo muy famosa entre los 80 y 90 y que hace pocos años se hizo un remake.

Nunca digas nunca jamás contó con un presupuesto de 36 millones de dólares y fue lanzada por Warner Bros. en octubre de 1983, recibiendo positivos comentarios de la crítica y fue un éxito comercial, recaudando $160 millones en la taquilla, aunque esto sensiblemente menor que la película Bond producida por EON lanzada en junio del mismo año, Octopussy. En 1997 los derechos de distribución de Nunca digas nunca jamás fueron comprados por Metro-Goldwyn-Mayer, que distribuye las películas Bond de EON, y la compañía ha manejado los posteriores lanzamientos en video de la película. Aquí Sean Connery definitivamente cerró su andadura por el personaje de forma curiosa, irónica y divertida, y aumento su fama de ser el actor que más veces interpretó al personaje junto Roger Moore, en total 7 películas.

ROGER MOORE, TODO UN CABALLERO DIVERTÍDO E IRÓNICO

Después de esta etapa, llegó el reinado de Roger Moore, un actor inglés muy diferente a Sean Connery, el cual hizo también siete películas, pero en este caso todas seguidas, entre el 73 y el 85. La Espia que me amó y Moonraker son sus dos mejores películas que están en la lista de las diez mejores películas de Bond. La verdad que James Bond, es diferente y se ha ido reinventando con el paso de los años, porque por ejemplo, el tercer Bond, Roger Moore, aportó algo muy diferente a Sean Connery.  Era más gentleman, y más divertido e irónico, al más puro estilo inglés, pero perdió el encanto, rudeza, e incluso la agresividad y capacidad de seducción del su antecesor Sean Connery.

Profundizando en la vida de Roger George Moore, decir que nació en Londres y murió el 23 de mayo de 2017. En 1991 fue nombrado por la UNICEF Goodwill Ambassador, cargo que ocupó hasta su muerte; Moore fue honrado como caballero por la reina Isabel II en 2003 por” servicios de caridad”. En 2008, el gobierno francés le nombró Comandante de la Orden de Artes y Letras. Desde 1962 hasta 1969 actuó en la serie El Santo interpretando al personaje Simon Templar, creado por Leslie Charteris, un ladrón que roba a personajes de cuestionable moral o abiertamente criminales. La serie televisiva sería muy famosa en la pequeña pantalla y Moore es aún hoy el actor más identificado con el personaje.

Harry Saltzman uno de los productores de la EON, consideró que una vez que Sean Connery decidió abandonar el personaje, para la sexta película pensó en Roger Moore para interpretarla, para la película, Al servicio secreto de Su Majestad, del año 1969, pero en ese momento Roger Moore no se encontraba disponible debido a que estaba atado contractualmente a la serie de televisión El Santo. El papel recayó en George Lazenby, y aunque  no conformó al público la película fue bastante exitosa económicamente. Es curioso como finalmente George Lazenby se llevó el papel de rebote, por eso no me extraña que decidiera abandonar una vez acabó aquel rodaje. Y Roger Moore no la pudo hacer, pero poco tardó con hacerse con el codiciado papel.

Siguiendo con la vida de Roger Moore, decir que su última película fue Panorama para matar del año 1985, donde aparecía la cantante y actriz negra Grace Jones y Duran Duran cantó la canción de la película, que hoy dia sigue siendo una de las más valoradas de la saga. Su carrera empezó muy bien tanto de crítica y público y poco a poco fue bajando dejando las últimas cuatro películas de la saga en un listón algo bajo, el personaje se volvió más cómodo, irónico a estilo más puramente inglés y nadie se creía las cosas que realizaba el personaje, con un Bond cada vez más mayor en las últimas películas del actor.

Debido a lo envejecido del actor, donde vemos a un personaje repetitivo y cada vez menos ágil, vemos con más frecuencia el uso de dobles y esto el público lo acabó captando. Después vendría el actor Timothy Dalton para recuperar al Bond más clásico, nuevamente un actor británico. Es un actor de teatro conocido por sus roles Shakesperianos y solo hizo dos películas de la saga, Alta tensión y Licencia para matar. Pero todo esto lo repasaremos en el siguiente especial.

11Shares