Ian Lancaster Fleming (1908 – 1964) / Escritor, periodista

Ian Fleming

Ian Fleming creó el personaje de James Bond. Las novelas de este personaje empezaron a llevarse al cine a partir de los años 60siendo la saga más larga que se ha realizado dentro del género de espías.

De las manos del británico Ian Fleming nace de su pluma este arquetipo de agente secreto. Este autor, fue periodista y agente de la inteligencia británica y en 1953 publicó su primera obra sobre el personaje, llamado Casino Royale, desde su paradisíaco retiro que el mismo llamó Goldeneye, que más adelante utilizaría para otra de sus novelas sobre el personaje.

El nombre que Ian Fleming dio al personaje fue, James Bond, pero es más conocido por el agente 007, agente especial al servicio de su majestad con licencia para matar. El personaje tiene unos elementos comunes que le dan su sello de identidad, vamos a repasar algunos de ellos:

  • – Aparecen chicas guapas, tanto aliadas como villanas.
  • – Malvados de altura que se las hacen pasar fatal al agente especial.
  • – Lugares espectaculares del planeta donde suceden las escenas de acción más increíbles que se pueden producir.
  • – Artilugios nuevos y sofisticados creados para la ocasión y que el personaje utiliza según el momento y la necesidad.
  • – Afición al Martini con una combinación concreta y precisa.
  • – Y la más famosa frase de: “Mi nombre es Bond, James Bond”, que tanto se utiliza en las películas de la saga.
  • – Los gadgets preparados por el inefable Q, toda una serie de armas y juguetes mortales.

Resultado de imagen de Ian fleming

Profundizando un poco más en la vida del autor, decir que Ian Fleming nació en Mayfair, Londres, Reino Unido, hijo de Valentine Fleming y de Evelyn St. Croix FlemingPeter Fleming, que era su hermano mayor, también era un famoso y reputado escritor. Hizo estudios en el Eton College y en la Real Academia Militar de Sandhurst, posteriormente en 1927, estudió en el continente, en Kitzbühel, Austria, y posteriormente en la universidad de Múnich, Alemania. Trabajó como periodista para Reuters.

En 1939, poco antes de comenzar la segunda guerra mundial, John Godfrey, director del British Department of Naval Intelligence de la Royal Navy, reclutó a Ian Fleming como asistente, luego como lugarteniente, y finalmente como comandante. Durante este período, Fleming concibió un plan que nunca fue ejecutado: la Operación Ruthless, para capturar la máquina codificadora Enigma, usada en las comunicaciones de la armada alemana.Tras el final de la guerra y su desmovilización en mayo de 1945, Fleming trabajó en el grupo de periódicos Kemsley.

Ian Fleming creó un personaje a su semejanza, un caballero inglés, buen deportista, sibarita, amante de la aventura, le gustaban las mujeres hermosas, los automóviles lujosos, el alcohol y las buenas historias contadas con grandes dosis de imaginación. Todo empezó el 17 de febrero de 1952, sentado en su escritorio en Goldeneye, su casa de Jamaica, observando el mar.

Resultado de imagen de Ian fleming

El nombre de James Bond lo cogió Ian Fleming de un famoso ornitólogo norteamericano autor del libro Aves de las indias Occidentales. Incluso el 007 viene de la armada, el prefijo 00 se utilizaba para enviar señales secretas, y el 007 tiene un significado particular. Era el código diplomático alemán utilizado para enviar el telegrama Zimmermann desde Berlín al embajador alemán en Washington durante la primera guerra mundial.

Empezó a escribir compulsivamente, sin notas previas, sin saber donde iba a llegar. Tomó un siesta y releyó lo escrito y después de algunas correcciones lo guardo para al dia siguiente continuar. Escribía tan rápido que su mente recreaba momentos y situaciones vividas por el autor. Ese ritmo lo tuvo hasta el 18 de marzoese dia escribió la última de las 60000 palabras de su primera obra que se llamaría Casino Royale y su heroe tenía como nombre Bond, James Bond.

Y es curioso, pero este manuscrito no era de la confianza del autor, pero se lo enseño meses más tarde a un amigo poeta que le pidió que no lo divulgara a nadie y le explicó que lo había escrito con la mitad de su cerebro. Este amigo suyo no le hizo caso y se lo envió a un editor que tampoco lo tenía claro, pero lo publicó porque Ian Fleming tenía un hermano mayor que era conocido por su faceta de periodista y escritor de viajes. El seguía dudando del éxito de su primer libro y continuó haciéndolo durante años, y no los veía como literatura pero el público se vio invadido por un estilo directo y un personaje que podía parecer real y era el deseo de todos los fans convertirse en un agente secreto.

Desde su primer libro el patrón fue siempre el mismo, y entre enero y marzo escribía un nuevo libro. De echo el éxito de sus libros no tardaría en llegar, y Vive y deja morir su segunda novela fue bien acogida y las ventas se dispararon. Desde entonces fue publicando un libro por año. Su vida se volvió cómoda y disciplinada. Se levantaba temprano sobre las 7.30, se bañaba junto a su mujer en su playa privada, nadaban unos 100 metros y luego desayunaban huevos revueltos. Tomaban el sol hasta las diez y se ponía luego a trabajar. Una vida tranquila.

El método que utilizaba Ian Fleming era el siguiente, escribía unas 1.500 palabras sin revisar ni corregir, escribía deprisa. A mediodía se iba a pescar, luego regresaba y se tomaba tres ginebras y comía algo. Tomaba una siesta de dos horas y media. Se levantaba y tomaba un baño en el mar y escribía unas 500 palabras más, lo numeraba y se volvía a preparar martinis para la cena. Un método tranquilo y seguro. En sus doce años de retiro en su mansión, hizo doce novelas y ocho relatos cortos hasta su fallecimiento en 1964 y esta es la base de el personaje que nació con éxito rotundo en las librerías de Gran Bretaña y se extendió hasta Estados unidos.

Resultado de imagen de Ian fleming

En 1955, volvió a su isla para escribir Moonraker dicho libro es muy diferente al resto de su obra. Es más reflexiva e introspectiva y se conocen más datos sobre la vida de Bond.

Y en 1956 escribe Diamantes para la eternidad que sucede en las Vegas. Lugar idílico para el autor que también vivió esas partidas en el casino de forma habitual.

En 1957 publicó Desde rusia con amor, por primera vez salió a la venta conjuntamente en Gran Bretaña y Estados Unidos. La trama es más complicada, entre chantajes y asesinatos. Personajes cuidados y bien descritos, con una acción bien distribuida.

En 1958 se publicó Dr.No considerada como la cumbre de su obra, basada en las experiencias del autor en marzo de 1956 en la minuscula isla de Inaga, en las Bahamas, el impresionante villano Julius No. y la heroina más sensual Honeychile Rider.

En 1959 llega Goldfinger, septima novela de Ian Fleming, que no fue tan certera para el público que a excepción del villano la historia es algo más pobre.

Por aquellos entonces la CBS insistía en comprar los derechos para hacer una serie con guión del propio Fleming. Y finalmente aceptó y realizó cinco relatos, que fueron Solo para sus ojos,  From a view to a kill,  A quantum of Solace, Risico y the Hildebrand Rarity. Pero al final no se hizo la serie, aunque estos capítulos han sido utilizados para hacer las películas y en algún caso alguno de estos títulos formará parte del próximo Bond que llegará el año que viene, si se arregla el problema con el director, el cual ha última hora se ha descolgado del proyecto.

A principios de los años 60 el autor seguía empeñado en llevar a la pantalla a su personaje, el cual ya era un betseller y número uno en ventas. Se asoció con Xanadu Productions, para producir la película James Bond Agente Secreto y también se incorporó el guionista Jack Wittingham para escribir conjuntamente un guión titulado Longitude78 West. Pero al final los problemas financieros dieron al traste con todo y Flemming se cansó. Ese guión al final lo utilizó para escribir el libro Operación Trueno. Pero se armó un gran lio ya que hubo una reclamación judicial por parte de Kevin McClory propietario de la productora Xanadu y al final ganó el juicio. Los derechos los mantuvo pero Ian Fleming tenía que mencionar a los colaboradores en la novela.

Momento clave; del libro a la pantalla

Pues a finales de los 60 el productor canadiense Harry Saltzman se quedó con los derechos de todos los libros hasta la fecha menos el primero. Y el productor americano Albert Broccoli, también estaba interesado en ellos desde 1957 cuando estaba en Columbia.

El autor se aseguró una clausula que podía retocar cosas del guión o incluso negarse a que la película se hiciera si se desvirtuaba al personaje o se cambiaba cosas significativas del mismo, algo posible en aquella época. Los dos productores se asociaron y se propusieron adaptar Dr.No, todo ello ayudado por un nuevo éxito de ventas como fue el libro Operación trueno.

Resultado de imagen de Ian fleming

Con la llegada en 1962 de la publicación fallida de La espía que me amó, un título diferente con una historia romántica narrada desde el punto de vista de la chica protagonista, hizo que el libro fuera un fracaso. Estuvo censurada en algunos países por su toque pornográfico. Ian Flemming firmó el contrato para rodar una película de esta última obra pero pidiendo que el título se conservaría y en este caso la historia se acabaría modificando en el guión, algo que deja claro el fracaso de esta obra.

El momento culminante fue cuando se llevo a cabo el estreno de la primera película de la saga producida por estos dos productores y fue 007 contra Dr.No, sexta novela publicada por el autor en 1958. Tal fue el éxito de la película que en Europa donde la obra literaria pasaba con más pena que gloria, empezase a venderse como churros, incluso se tuvo que hacer diferentes ediciones de cada libro de los publicados hasta la fecha para poder llegar a toda la demanda. Recordar que los libros triunfaban en  Inglaterra desde sus comienzos, y más tarde en Estados Unidos, pero el personaje despegó por completo cuando se estreno la película y eso dio otra dimensión a la obra de Ian Flemming.

Resultado de imagen de Ian fleming

Hay que decir que el éxito de la película fue fulgurante y un año después se estrenaría Desde rusia con amor, que pertenecía al quinto libro de la saga escrito en 1957 por el autor, pero fue la película Goldfinger en 1964, el cual pertenecía a las séptima obra del autor que apareció publicada en 1959 la que lo encumbró a lo más alto. Se hizo de oro con los ingresos por los derechos y estaba al nivel de los Beatles como referencia de la cultura Británica exportada a todo el mundo. El libro se hizo todavía más famoso cuando el propio J.F. Kennedy presidente de los Estados Unidos dijo en su dia que Desde Rusia con amor era uno de sus libros preferidos.

Empezó a comprar propiedades y todo esto llegó cuando publicó  uno de sus mejores libros, Al servicio secreto de su majestad, libro que fue un éxito de crítica y ventas. Curioso caso, ya que esté éxito de ventas y crítica, el cual fue uno de los mejores libros del autor, fue protagonizado en el cine por uno de los más singulares actores de la saga, George Lazenby, actor que tuvo una única interpretación, de este señor Inglés, que vino a sustituir al mejor actor de la saga Sean Connery el cual estaba harto del personaje. Pero George Lazemby solo hizo esta película ya que Sean Connery regresó para la siguiente producción, aunque esta vez, si que se despidió para siempre de la saga. Bueno, en realidad no se despidió para siempre, ya que volvió con una producción insólita y que no pertenece a la saga de 007 en sí, ya que fue de otra productora que apareció por aquellos años. Sin duda alguna Sean Connery es considerado el mejor actor de la saga Bond.

El último libro que publicó Ian Fleming antes de morir fue, Solo se vive dos veces,  curiosamente también fue la última película que rodaría Sean Connery después de el descanso que tuvo por una película. Hemos comentado que el mejor actor de la saga fue Sean Connery y es verdad, el Escocés desconocido hasta entonces se hizo famoso a través de este personaje,fue un ídolo de masas y marco un antes y un después con este personaje, ayudado por el gran personaje creado por Ian Flemming y también por las buenas direcciones de sus primeras producciones, sobretodo las dos primeras, que Terence Young se encargó de dirigir y que marcó el estilo Bond. Y continuada por la cuarta película de la saga también dirigida por este señor llamada, Operación trueno.

Sean Connery se sirvió del personaje para crecer hacia otros proyectos, pero estaba cansado y harto de la fama y dependencia de este papel. Tener en cuenta que las cinco primeras películas se rodaron una por año del 62 hasta el 67 con la pequeña salvedad de la quinta que tuvo un para de solo dos años. No es de extrañar que el actor acabara cansado y se despidiera de la saga. Aunque fue convencido para regresar en 1971 con esta producción que hemos dicho antes, Solo se vive dos veces, el último libro que escribió el autor Ian Fleming en vida y que vio publicado.

Ian Fleming no acabó su última novela, El hombre de la pistola de oro, revisada y pulida por los editores, publicada un año después de la anterior como paso con todos los libros de la saga, uno por año.  No sé si fué por su muerte, pero  la obra resulto floja, y poco perfilada, aunque continuó siendo un éxito de ventas.

Todavía llegaría un año más tarde la última obra basada en una antología de relatos cortos llamado Octopussy, formado por este mismo que da el título a la obra, y otros relatos cortos como, 007 en Nueva York, Propiedad de una dama Alta tensión.

El 12 de agosto de 1964, cuando se estaba iniciando el rodaje de Operación Trueno a los cincuenta y seis años de edad murió de un ataque de corazón. Llevaba un tiempo delicado por una trombosis que le dio y que le obligó a dejar de fumar y de comer su plato preferido, los huevos fritos  revueltos. Intentó dejar de lado las comodidades de su situación y posición y trabajó más que nunca en su retiro de Jamaica, que posiblemente le llevó a su estado que lo acabó debilitando. Catorce libros maravillosos y antológicos, uno por año desde 1953 hasta 1966, es su legado para el presente y futuro de los nuevos escritores.

Cuando murió se habían vendido 25 millones de ejemplares, se hizo rico de la noche a la mañana, popular y muy seguido. El personaje que creó como divertimento, dedicado a lectores poco exigentes, se ha convertido en una saga legendaria, que además, el cine ha sabido explotar como nadie y que si no me equivoco es el personaje con más películas de la historia del cine.