Glosario cinéfilo: Gore o splatter

gore
0Shares

El cine gore o splatter, según el crítico de cine Michael Arnzen, «deleita tímidamente con sus efectos especiales gore utilizados como elemento artístico». Mientras en las películas de terror se tratan temas como lo desconocido, sobrenatural, oscuridad, entre otros, el miedo del género splatter consiste en la destrucción física del cuerpo humano. Hay, además, un énfasis en el aspecto visual, estilo y técnica, incluyendo un hiperactivo trabajo de cámara. Mientras el cine de terror intenta restablecer el orden social y moral mediante el triunfo de las fuerzas del bien sobre el mal, en las películas gore abunda la falta de trama y orden. Arnzen sostiene que «el espectáculo violento reemplaza cualquier intento de estructura narrativa, ya que el gore es la única parte de la película que es consistente». Estas películas además presentan narraciones entrelazadas, incluyendo «montajes repletos de movimientos de cámara… tomas cruzadas de cazador y cazado, y siniestras yuxtaposiciones y contrastes».

En los años 2000, hubo un resurgimiento de películas influenciadas en el género splatter, las cuales contienen desnudos, tortura, mutilación y sadismo, conocidas de manera despectiva como «torture porn» (‘porno de tortura’ en español) por los críticos; también son denominadas «gorno» (un acrónimo de «gore» y «porno»). La película de Eli Roth Hostel (2005) fue la primera en ser llamada «torture porn» por el crítico David Edelstein, pero la clasificación ha sido aplicada a Saw (2004) y sus secuelas, Los renegados del diablo(2005), Wolf Creek (2005), Baise-moi (2000) y Koroshiya 1 (2001). Algo que diferencia a estas películas de las splatter es que las torture porn van acompañadas de numerosa publicidad, de esta manera recaudan más que las otras.

El subgénero denominado «torture porn» ha demostrado ser bastante rentable: Saw, que fue hecha con $1,2 millones, recaudó $100 millones en todo el mundo, mientras que Hostel, con un presupuesto de aproximadamente $5 millones, recaudó $80 millones. Lionsgate, el estudio que está detrás de estas películas, también ha recibido grandes ganancias de la taquilla. El éxito financiero ha inspirado el estreno de películas similares: Turistas en 2006, Hostal 2Captivity protagonizada por Elisha CuthbertBorderlandDelirium, y The Last House on the Left. La película Grindhouse (2007), producida y dirigida por Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, también ha sido considerada como parte del género.

Este género ha recibido numerosas críticas. Joss Whedon, creador de la serie de televisión Buffy la cazavampiros, ha dicho que el torture porn es «parte de un ciclo de violencia y misoginia que arrebata algo a la gente que lo ha visto». Los afiches utilizados para la publicidad de Hostal 2 y Captivity han generado críticas debido a su contenido gráfico, siendo quitados de algunos lugares. El director Eli Roth ha sostenido que el uso del término «torture porn» por parte de los críticos, «dice mucho acerca del limitado entendimiento de los críticos, en relación con lo que las películas de terror pueden hacer o son», y que «son anticuados«. El escritor Stephen King defendió Hostal 2 y el torture porn diciendo: «Seguro que te hace sentir incómodo, pero el buen arte debe hacerte sentir incómodo».

0Shares
julio 8, 2019

Etiquetas: , , ,