FRANKENSTEIN UN MITO DEL TERROR, en +QCine

Sucedió en una tarde brumosa y desapacible de 1816 en la ginebrina villa Diodati. Las inclemencias meteorológicas  alinearon al fuego de la chimenea a un distinguido grupo de personas entre ellas a Lord Byron, el propietario de la mansión, a John William Polidori, su abnegado secretario, el poeta Percy B. Shelley, su jovencisima esposa Mary W. Shelley y Jane Clarmont que gustaba de hacerse llamar por el nombre de Claire.

COMO SE GESTÓ EL PERSONAJE

El aburrimiento hizo que se cruzaran diversas apuestas literarias sobre el fondo de idear la más estremecedora historia. El Vampiro de Polidori, fue uno de los libros, el otro fue Frankenstein o el moderno Prometeo, que escribió la citada Mary W. Shelley, una joven de dieciocho años, que vio publicado su relato tres años después, es decir, a los veintiún años. Un relado que con el tiempo se convertiría en uno de los mitos del cine fantástico, al que dedicamos hoy nuestro especial. De esa reunión salieran algunos germenes de los clásicos del cine de terror y que esta joven esposa del poeta Percy Shelley fuera tan famosa con el tiempo.

La primera adaptación al cine de la obra literaria mencionada fue el filme, Frankestein, dirigido  en 1910 por J. Searle Dawley, una producción de la compañía Edison Kinetogram. Luego en 1915 vino Life without soul, de Joseph W, Smiley, y en 1920 llegaría Il mostro de Frankestein, de Eugenio Testa. Ninguno de estos títulos logró un fuerte impacto popular, pero, tal y como veremos ahora con el paso de los años, sobretodo los años 30, las cosas cambiaron de forma clara.

FRANKENSTEIN Y LA UNIVERSAL

Pero llegaría el año 1931 y la Universal encomienda a John Lloyd Balderston un guión cinematográfico a partir de la obra teatrall Frankenstein, de Peggy Weblin, basada en la obra de Mary Shelley. Robert Florey fue el director elegido para el rodaje y cuando llevaba filmados dos bobinas se vio sustituido por James Whale. Bela Lugosi, previsto por la productora para incorporar el papel de la criatura de Frankestein, lo rechazó diciendo lo siguiente: «No soy un maniquío para servir de soporte a una máscara» y el director le dió el papel a Henry Pratt, más conocido por el nombre de Boris Karloff.

Finalmente en diciembre de 1931 se estrenó la película, El doctor Frankestein, que obtuvo un clamoroso éxito, originando que la Universal se decidiera a producir otros largometrajes de cine fantástico, por lo tanto esta película abrió las puertas de las grandes historias de terror que contó la Universal a lo largo de esta década.

FRANKENSTEIN DE JAMES WHALE

Ayudado por su criado Fritz, el doctor Frankenstein roba cadáveres con la intención de servirse de ellos para llevar a cabo el experimento con el que sueña es, crear un hombre y dotarlo de vida. A falta de un cerebro para completar su creación Fritz coge por error el cerebro de un criminal. Una noche tormentosa, ayudado por la electricidad, Frankenstein consigue darle vida a su creación. El monstruo se escapa y comete varios crímenes, sembrando el terror en el pueblo. Secuestra a la prometida de Frankenstein, y perseguido por todos los aldeanos, perece entre las llamas de un incendio provocado por estos.

Y al margen de la acertada labor del director James Whale, y del excelente trabajo del maquillador, Jack Pierce, todo el mundo coincide hoy en día en que uno de los pilares del éxito de esta película es la impresionante creación que hace del monstruo el actor  Boris karloff.

BORIS KARLOFF, UN REFERENTE DE LO MACABRO

Su nombre original era Williams Henry Pratt, y había nacido en 1887 en Dulwich, cerca de Londres. Su seudónimo se debe a un ancestro ruso por parte de madre y en cuanto a lo de Boris fue el viento frío de Canadá, donde había emigrado a los veintidós años, quien dice habérselo sugerido.

Hasta su participación en El doctor Frankestein, Karloff había intervenido en varios filmes de gangsters, como Código criminal, pero con el presente largometraje alcanzó una tremenda popularidad, y aunque además del monstruo de Frankenstein encarnó a lo largo de su carrera muchos otros célebres papeles siempre en el terreno de lo macabro, lo cierto es que nombre de este actor está unido al mito de Frankenstein, aunque en la filmografía existente sobre la obra de Mary Sheally, la criatura ha sido interpretada por mucos otros actores, empezando por el propio Bela Lugosi.

ANALIZANDO EL ÉXITO DE FRANKENSTEIN (1931)

Si analizamos el éxito de esta gran película, se cuenta que su acierto está en esa dicotomía entre el bien y el mal que preside en todo el filme. Por otra parte el doctor Frankenstein debe entenderse también como la historia paralela de una doble búsqueda, la del científico, que desea crear la vida y la del monstruo que busca en los demás la belleza y la inocencia que no encuentra en sí mismo.

Otros críticos han destacado de esta película el esplendor de los decorados y el agudo trabajo con las luces y las sombras que proporcionan a esta película una atmósfera sugestiva que alcanza sus mejores momentos en la descripción inicial del cementerio, que es casi una creación pictórica y también en el delirio barroco del laboratorio de Frankenstein.

Sea como sea, lo cierto es que El doctor Frankestein lanzó a la fama a Boris Karloff y convirtió a la criatura creada por Mary Shelley en un mito cinematográfico de primera línea. Y comentar para terminar con esta obra maestra que el rodaje duró dos meses y que el presupuesto de realización alcanzó la cifra de 300.000 dolares.

LA NOVIA DE FRANKENSTEIN, UNA CONTINUACIÓN A LA ALTURA

Al igual que sucediera con Drácula y la Momia, la Universal decidió explotar al máximo el éxito obtenido por la película de El doctor Frankestein. Por lo que tras la misma produjo otros filmes basados en este personaje, algunos de los cuales tiene igual o mayor calidad que el primer título de la saga. Este es sin ir más lejor, el caso de el largometraje, La novia de Frankestein dirigida también por James Whale en 1935 y nuevamente con Boris Karloff como monstruo.

En esta película al lado de un cada vez más atormentado Colin Clive, encontramos a un Boris Karloff en lo mejor de su caracterización y a toda una serie de personajes secundarios particularmente atractivos. El argumento es el siguiente: El retorcido doctor Pretorius interpretado por el inigualable Ernest Thesiger, pervertidor por naturaleza empuja al atormentado doctor Frankestein a repetir su experimento e inicia a la criatura en los peligrosos placeres del tabaco, entre otras fechorías y la criatura femenina, interpretado por Elsa lanchester con un peinado que ha pasado a la historia, que rechaza los embates amorosos de su compañero y provoca su incontenible furia destructora. Otra gran película que está a la altura de su hermana mayor sin duda.

La tercera interpretación de Boris karloff en el papel que le hizo célebre llegó también cuatro años después, en 1939, con la esteticista y poco valorada La sombra de Frankenstein, una joya del vanguardismo decorativo Hollywoodiense dirigida por Rowland Van Lee, con el aristocrático Basil Rathbone como nuevo doctor Frankestein, que representa al hijo del anterior, muerto junto a su criatura en la explosión que ponía fin a La novia de Frankestein y un insospechado Bela Lugosi en el papel del jorobado Igor, ayudante del doctor, en la mejor caracterización de su carrera.

De hecho el título original fue Son of Frankestein, Hijo de Frankestein sería la traducción, pero aquí ya sabemos como se las gastan, con los títulos. La Sombra de Frankestein, de irregular aceptación popular, le siguió El fantasma de Frankestein del año 1942, en este caso ya no tenemos a Boris Karloff, sustituido por Lon Chaney Jr. más conocido como El hombre lobo y dirigida por el artesano Erle C. Kenton. Y esta película es la que marcó la decadencia amigo del mito en blanco y negro que se confirmaría con, Frankestein y el hombre lobo de 1943 de Roy W. Neil y con Bela Lugosi como criatura.

Pero la Universal aún produciría otros cuatro títulos más, en los que utilizó el mito de Frankestein, La zíngara y los monstruos de 1944, La mansión de Frankestein de 1945. Ambos fueron dirigidos por E.C.Kenton y presentan un argumento complejo y alucinante, basado en la presencia de lo que podríamos llamar, un revoltijo de monstruos. Karloff actuó en el primero de estos dos filmes interpretando a un sabio loco, mientras que la criatura, fue encarnada en ambos títulos por Glenn Strange.

Y por último hay que contabilizar en este apartado de secuelas de la Universal, la parodia de dos cómicos muy populares de la época Abbott y Costelo, con el título de, Bus Abbott y Lou Costello contra los fantasmas de Charles T. Barton de 1949 en la que Glenn Strange fue nuevamente criatura.

LA PRODUCTORA BRITÁNICA, «HAMMER FILMS» ENTRA EN ESCENA

En en 1957 la casa Hammer Films, se introdujo en el campo del cine terrorífico, eligiendo para ello el mito de Frankenstein. Surgió así la película La maldición de Frankestein, cuyo enorme éxito determinó que la Hammer se decidiera a dedicarse por completo al cine de terror y fantástico. Es curioso como esta película ha sido tan importante para esta productora mítica inglesa de series B y a la Universal.

En concreto estos estudios produjeron desde 1957 hasta 1973 siete películas sobre Frankenstein, de las cuales cinco fueron dirigidas por Terence Fisher y seis protagonizadas por el gran actor Peter Cushing, como el barón Frankenstein, excepto La venganza de Frankestein, en la que encarna al doctor Victor Stein, que obviamente, es una copia del famoso barón.

Repasamos rápidamente estos títulos: La maldición de Frankestein de 1957, seguiría La venganza de Frankestein de 1958, The evil of Frankestein de 1964, Frankestein creó a la mujer de 1967, El cerebro de Frankestein de 1969, El Horror de Frankestein de 1970 y Frankesteiln y el monstruo del infierno de 1973.

LA PRODUCTORA HAMMER REVITALIZÓ AL MITO

La Hammer renovó profundamente la visión del mito que hasta ese momento había dado el cine, pues si en los anteriores largometrajes la criatura, era el eje principal de la trama, mientras que el científico se presentaba como un temeroso burgués ansioso por destruir su obra, ahora este último era la estrella, presentándose como un hombre enérgico que no se detiene ante nada con tal de lograr lo que se propone.

Para el barón Frankenstein de los films de la Hammer, usurpar la facultad creadora de Dios no es un sacrilegio. Además, es un científico de carácter realista, es decir, que trepana cerebros, revuelve vísceras y, en definitiva, se ensucia las manos de sangre, a la vez que comercia con ladrones de cadáveres.

Otro cambio importante introducido por los largometrajes de la Hammer es el aspecto de la criatura, pues ésta también se presenta con una óptica eminentemente realista, variando su aspecto según los diversos largometrajes, pues unas veces es una especie de hércules de circo mientras en otras ocasiones tiene toda la apariencia de un bestial coloso. Además, estos seres son encarnados por actores que casi permanecen en el anonimato, lo que también sucede con la escultural playmate de Play Boy, Susan Denberg en el film, Frankestein created the woman.

La excepción a esta pérdida casi total de importancia de la criatura en las películas de la Hammer lo constituye el primer título de la saga, La maldición de Frankestein, en la que el monstruo de turno es interpretado por Christopher Lee, un impresionante actor que a lo largo de los años sería un referente. Christopher Lee ya no volvería a interpretar en ninguna película más a este personaje, pero le sirvió para protagonizar posteriormente la película, Drácula. alcanzando con ella, como es bien sabido, una tremenda popularidad.

La Maldición de Frankestein es, sin duda alguna, una de las mejores películas de la Hammer, a la vez que el inicio de una manera de tratar al mito que prácticamente se mantendrá durante los siete largometrajes de estos estudios sobre el relato de Mary Shelley. Aquí vemos los signos de identidad de la Hammer, donde muestra al barón mundano y sexual, que no duda en asesinar a un viejo científico para trasplantar su cerebro al espléndido cuerpo de un criminal ajusticiado o en utilizar incluso a su criatura para desembarazarse de una incómoda sirvienta.

EL MITO EN TONO DE COMEDIA

Además del largometraje en tono de comedia de Bud Abbott y Lou costello contra los fantasmas, existen otros films de humor basados en el mito de Frankestein. Por ejemplo, Frankestein a la italiana de Armando Crispino de 1975 con Aldo Maccione en el papel de la criatura o el título francés, Frankestein 90, de Alain Jessua de 1984 con Jean Rochefort como descendiente del terrible barón que al igual que su ancestro, y con ayuda de la electrónica, fabrica una singular criatura.

Ahora bien, al margen de estas dos películas y de la esporádica aparición del monstruo en otros films de humor como en Aquí huele a muerto, de Alvaro Sáez de Heredia de 1989, con los inefales Martes y trece, el título más destacado relativo a este capítulo es sin lugar a dudas, El jovencito Frankestein, de Mel Brooks de 1975, con argumento y guión del actor Gene Wilder y del propio director, protagonizada por Gene Wilder, Peter Boyle como la criatura, Cloris Leachman, Marty Feldman y Teri Garr.

EL JOVENCITO FRANKENSTEIN, UNO DE LOS CLÁSICOS SOBRE EL MITO 

Un neurocirujano americano, Frederick Frankenstein, intenta por todos los medios escapar del estigma legado por su abuelo al crear muchos años atrás un horrible monstruo. Sin embargo tras haber heredado el castillo que Frankenstein poseía en Transilvania, viaja a este lugar, ocupando la mansión de su famoso abuelo. Allí encuentra un manuscrito en el que se detallan todos los pormenores sobre experimentos llevados a cabo en otros tiempos con la vida y la muerte.

Frederick, neurótico vocacional, estudia detenidamente el manuscrito y, ayudado por Igor, un siniestro criado de facultades mentales dudosas, comienza a poner en práctica aquellos experimentos que llevaron a su abuelo a meterse en tremendos jaleos. Un cadáver robado en el cementerio y un cerebro A-normal, junto con una pequeña dosis de electricidad, serán los causantes de un desastre tan terrible como divertido.

Una comedia divertidísima y más eficaces de las últimas décadas, interpretada por Gene Wilder, un cómico genial y predilecto del director Mel Brooks. Tiene una gran fotografía, en blanco y negro que mantiene el ambiente misterioso y siniestro tan perfectamente reflejado cuarenta años atrás.

FRANKENSTEIN CONQUISTÓ EL MUNDO

También de otras partes del mundo se han realizado adaptaciones del clásico Frankenstein, repasamos algunos títulos, como por ejemplo, las mexicanas, Santo y Blue Demon contra los monstruos de 1969, Santo contra la hija de Frankestein de 1971, Capulina contra los monstruos de 1972, la italiana, Carne para Frankestein de 1973 y  Lady Frankestein de 1971 o la japonesa Frankestein conquista el mundo de 1965.

Y del mismo modo que en el caso de Drácula nuestra cinematografía en España también fijó sus ojos en esta gran criatura. Los monstruos del terror con nuestro gran Paul Naschy, gran actor, experto en títulos de esta indole de 1969, Drácula contra el doctor Frankestein de Jesus Franco de 1972, La maldición de Frankestein de Jesús Franco de 1972. Y tampoco podemos olvidar, claro está, la utilización del mito en el excelente largometraje, El espíritu de la colmena de Victor Erice de 1973.

EL EROTÍSMO DE FRANKENSTEIN

Incluso algunas de estas producciones que nuestra cinematografía ha realizado con otros países europeos presentan un contenido erótico muy elevado. El ejemplo de La maldición de Frankestein que hemos comentado antes, en Francia se le llamó Las experiencias eróticas de Frankestein. Pero además hubo más películas de esta temática  a nivel internacional como por ejemplo, Kiss me Quick, de Leter Kovac de 1963 o House of bare mountain de 1962.

Dejando de lado el tema erótico, hay más títulos que no hemos comentado y que me gustaría citar, como por ejemplo The Rocky horror Picture Show de J. Sherman. La italiana, Necrópolis la película sueca Victor Frankestein, La prometida de Franc Roddan de 1985 con el cantante Sting del grupo Police como barón y Jenefer Beals como una de las criaturas.

EL MITO LLEVADO A LA TELEVISIÓN

Como es obvio, la televisión también se ha ocupado del mito de Frankenstein a través de varias producciones, siendo la más importante de ellas la serie de humor, La familia Munster, creada por Joe Connelly y Bob Mosher y producida por la Universal para la cadena norteamericana CBS, que lo programó en Estados Unidos del 24 de septiembre de 1964 al primero del mismo mes de 1966, por medio de 70 capítulos en blanco y negro de 25 minutos de duración cada uno.

En esta famosa serie donde el cabeza de familia es Herman Munsters, que lo encarna el actor Fred Gwynne, es la criatura de Frankenstein, y posteriormente apareció otra versión en color de 72 capitulos con John Schuck, Lee Merewether y Howard Morton como interpretes. Y esta nueva versión enlaza con la original narrando cómo los Munsters despiertan de un reparador sueño de veintidos años provocado por las lagunas en los conocimientos científicos experimentados por el abuelo.

Hubo una serie que contó con participación española, llamada La tía de Frankestein, con Sancho Gracia, Mercedes Sampietro, entre otros. De siete capítulos de 55 minutos de duración cada uno, en tono de comedia de horror, hispano-checo-alemana, rodada en Austria y Checoslováquia, y comienza narrando cómo en el castillo del doctor Frankestein se suceden fenómenos estraños, que alarman a Hannah Frankestein, tía de Henry Frankestein, que es el creador de un singular monstruo llamado Albert.

Otras producciones de interés fueron Frankestein de Glenn Jordan de 1973, un telefilme producido por Dan Curtis para la cadena norteamericana ABC, de 145 minutos vista aquí en España en dos capítulos. Otra serie fue, La verdadera historia de Frankestein, de 1973 dirigida por Jack Smight, anglo-norteamericana de 200 minutos con James Mason y Jane Seymour en el reparto y tuvo una versión reducida para cines que llegó a nuestro pais entre otros, debido a su calidad.

Y otro título fue, Frankenstein la leyenda continúa, de 1984 con Robert Powell, David Warner, Cary Fischer y que también tuvo estreno en salas de cine. Y en 2004 y en 2007 hubo dos miniseries más repasando este personaje, con el título a secas de Frankenstein. Claro está también el personaje ha aparecido en episodios concretos de series como Futurama, o Penny Dreadful.

PELÍCULAS RECIENTES SOBRE EL MITO

El personaje da para mucho y el cine y las series los eguirán recordando, comentamos algunos títulos más recientos dentro del mundo del cine.

Frankestein general hospital , de 1987, dirigida por D.Roberts. Doctor Hackenstein de 1988 de Richad Clark de Estados unidos. El aullido del diablo de Paul Naschy producción española de 1988. Remando al viento de Gonzalo Suárez también española. Una pandilla alucinante de 1988, son otro buen número de series que se han realizado sobre el personaje.

 

Y terminamos con Frankenstein de Mary Shelley  película de 1994 dirigida por Kenneth Branagh, protagonizada por Robert De Niro, Tom Hulce, Helena Bonham Carter y Kenneth Branagh1​. Es una adaptación de la novela de Mary Shelley Frankenstein o el moderno Prometeo. De ello se desprende la novela más cercana que otras adaptaciones de películas pero que, no obstante, difiere de la definición amplia de Mary Shelley de la trama original​.

Dioses y Monstruos, película estadounidense de 1998 dirigida por Bill Condon. El filme relata los últimos días de vida del famoso realizador James Whale, director de la película Frankenstein, y cuyo tema central es su homosexualidad. Con la única compañía de su ama de llaves, Whale entablará relación con su nuevo jardinero, un joven al que confiará su historia en el Hollywood de la década de 1930. Ganadora del Oscar al mejor guión y nominado al mejor actor, Ian McKellen como Whale, junto a él aparecen, Brendan Fraser, Lynn Redgrave, Lolita Davidovich y David Dukes.

Van Helsing, película estadounidense de 2004 dirigida por Stephen Sommers, cuyo personaje principal está inspirado muy cercanamente en el personaje de la novela Drácula, el doctor Abraham van Helsing. Está protagonizada por Hugh Jackman, Kate Beckinsale.

Y terminamos con Victor Frankenstein. La película fue estrenada por 20th Century Fox el 27 de noviembre de 2015. Su director es Paul McGuigan y el guion está escrito por Max Landis; los protagonistas son Daniel Radcliffe, en el papel del jorobado Igor, y James McAvoy, como el científico Victor Frankenstein.

+QCINE, ALGO MÁS QUE UN PROGRAMA SOBRE EL SÉPTIMO ARTE

Hemos conocido brevemente, a uno de los personajes del cine de terror más importantes de todos los tiempos. Frankenstein ha sido y será un mito del genero de Terror. Pero si quieres saber más sobre este personaje que acabamos de comentar en el reportaje, puedes escuchar el podcast del programa +QCine, donde además escucharás la banda sonora y fragmentos de la misma y por supuesto profundizaremos en este personaje.

También en este programa tendremos la sección, Adivina a que película pertenece la melodía, donde en esta ocasión el Co-presentador del programa, Javier Pérez-vico y por supuesto los oyentes, escucharán una melodía y tendrán que ponerle título de película. Después de descubrirla hablaremos de el filme en cuestión y del compositor.

¿ Cómo escuchar y/o descárgate el programa +QCine ?. Muy sencillo. El programa estará en las plataformas el jueves 26 de marzo. +QCine es un programa está realizado por Javier Pérez-vico y Raül Bocache que se emite normalmente en directo de 20 a 21 horas. Puedes escucharlo Online en +QCine de Radio Nova(escucha aquí online). Y También podrás descargar los audios en Ivoox, Itunnes y Spotify. Para sugerencias:masquecine@radinova.cat