El Gabinete del Dr. Caligari, 1920

Das Cabinet des Dr Caligari

Pelicula

“Das Cabinet des Dr Caligari”, Robert Wiene (1873 – 1938)

En un jardín apartado, Francis (Friedrich Feher), un joven, le cuenta a otro personaje más mayor las historias terroríficas y neuróticas que le han traumatizado. Un poco antes, la pequeña ciudad de Holstenwall recibe la visita del Dr. Caligari (Werner Veidt). Durante la función, Cesare profetiza muertes que luego se confirmarán –ya que el Dr. Caligari ordena a Cesare llevar a cabo los asesinatos que había predicho. El acólito demoníaco se interesa por Jane (Lil Dagover), la novia de Francis, y obliga al héroe a rescatarla. Más adelante, en la película descubrimos que, en realidad, Francis está internado en un manicomio, y toda la historia sólo era una fantasía de otros pacientes y el equipo médico.

Los escritores Carl Mayer y Hans Janowitz concibieron “Das Cabinet des Dr Caligari” (El gabinete del Dr. Caligari) como una representación acusadora de un mundo enfermo y lleno de hipocresía. Los decorados poco realistas, con sombras pintadas y perspectivas distorsionadas, eran una estratagema para inquietar al público. Fritz Lang, inicialmente elegido para dirigir la película antes de la llegada de Robert Wiene, decidió dividir la narración (de manera parecida a lo que hiciera en “The Woman in the Window” [La mujer del cuadro, 1944]) como explicación de la visión única del filme. La película resulta una fusión entre cine independiente y comercial, donde la extrañeza fragmentada tiene una explicación final añadida por las presiones de la productora y las autoridades para satisfacer los gustos burgueses.

“Das Cabinet des Dr Caligari” fue un trabajo clave, precursor a la hora de crear muchos de los tópicos de las películas de terror. Se puede ver su influencia en obras como “Murders in the Rue Morgue” (1932), de Robert Florey (1900 – 1979), o “The Usual Suspects” (Sospechosos habituales, 1995), de Bryan Singer (1965).

Expresionismo alemán

El film desborda drama, terror, horror, suspense, thriller y cine mudo. Dividido en seis actos, es una obra vanguardista del momento, que está considerada por los especialistas como la primera cinta expresionista de la historia. Reúne todos los elementos propios del cine expresionista: escenarios amenazantes, interpretaciones exageradas, decorados fuertemente estilizados, objetos deformados, puertas y ventanas irregulares, fuertes contrastes de luces y sombras, maquillaje lúgubre, iluminación tenebrosa, imágenes deformadas, encuadres inclinados, efectos teatrales que exageran o deforman la realidad, etc. Incorpora, también, los elementos argumentales propios del cine expresionista: atmósfera claustrofóbica, exploración del lado oscuro de la condición humana, referencias a la muerte, la violencia, la locura y la maldad, ambigüedades, situaciones de angustia, etc. El estilo narrativo claro y naturalista del cine tradicional se hace aquí oscuro, confuso, desordenado y caótico.

El movimiento expresionista no se limitó al mundo unidimensional de “Das Cabinet des Dr Caligari”, sino que también se extendió a películas filmadas en exteriores, como “Nosferatu, eine Symphonie des Grauens” (Nosferatu, 1922), dirigida por F. W. Murnau, o con decorados elaborados, como “Der Golem” (El Golem, 1920), de Paul Wegener, y su monstruo medieval.

Das Cabinet des Dr Caligari

Título original: Das Kabinett des Dr. Caligari

Año: 1920

País: Alemania

Dirección: Robert Wiene

Guión: Carl Mayer, Hans Janowit

Música: Película muda

Fotografía: Willy Rameister (B&W)

Reparto: Werner Krauss, Conrad Veidt, Friedrich Feher, Lil Dagover, Rudolf Klein-Rogge,Hans Heinz von Tawardowski

Productora: Decla Bioscop

Género: Terror