El cine criminal estadounidense

harry-el-sucio

La década de 1970 comenzó con el juicio de Charles Manson por los asesinatos relacionados con la elite hollywoodiense. El robo en el edificio Watergate manchó para siempre la oficina más poderosa del planeta y la impopular guerra del Vietnam terminó con la ignominiosa evacuación de Saigón de las fuerzas estadounidenses.

Como la era a la que pertenecían, el género criminal se caracterizaba por la desilusión, la desconfianza en la autoridad y la paranoia.

Tres de los clásicos de la época plasman las crisis moral de la nación a través de la lente de la historia. Francis Ford Coppola (1939) realizó El Padrino (1972) y El Padrino, parte II (1974) y, al mismo tiempo, también reinventó el género de películas de gánsters al otorgarles un sentido operístico. Ambas películas ubican a la mafia en un lugar inmutable en la base de la vida estadounidense, aportando nuevas definiciones al concepto más americano de todos: "la familia".

Resultado de imagen de el padrino

Chinatown (1974), dirigida por Roman Polanski (1933), también investiga las bandas criminales de la sociedad estadounidense y su historia de asesinato e incesto era una manifiesto contra la corrupción endémica de Los Ángeles.

La falta de fe en la ley es el tema de gran parte del cine policíaco de la década. Harry el sucio (1971), del director Don Siegel (1912 - 1991), está protagonizada por Clint Eastwood, que interpreta a Harry Callahan, un detective rebelde en las calles de San Francisco que debe detener a un asesino en serie. Este filme no es una apología de vigilantismo (como denunciaron sus críticas liberales); su tema es la destrucción sinérgica entre policía y psicópata.

Resultado de imagen de harry el sucio

En Contra el imperio de la droga (1971), el director William Friedkin (1935) personifica la ley de Popeye Doyle, un policía sin encanto y rudo, un contraste evidente con el jefe de la droga, urbano y elegante, al que intenta atrapar. Basada en hechos reales, muestra como la policía y los criminales operan según una equivalencia moral.

En el filme El largo adiós (1973), de Robert Altman (1925 - 2006), el detective errante y nocturno de Raymond Chandler, Philip Marlowe, vuelve a plantearse de nuevo en la década de 1970. El Marlowe al que da vida Elliott Gould es un hombre de su tiempo: con el cigarrillo en la boca, recorre Hollywood, donde el método predilecto de las gánsters para sacar información es preparar un encuentro improvisado con un grupo nudista. El guionista Leigh Brackett ya había trabajado en una adaptación de Chandler anteriormente, El sueño eterno (1946), y su guión para Altman capta el culto al yo de la época de 1970.

El primer trabajo como director de Clint Eastwood (1930) fue Escalofrío en la noche (1971), una película que trata de las costumbres y pensamientos de la generación del "yo", en la que su imagen cinematográfica se transforma de héroe de acción a DJ nocturno. El personaje es un locutor radiofónico especializado en jazz, que se queda estupefacto cuando se entera de que la admiradora con la que se acuesta es una asesina.

La evolución de la conciencia hacía la raza negra en la década de 1970 quedó relegada al fenómeno de la "blaxpoitation", con películas que iban destinadas a espectadores de color. Las pautas del género se encuentran en Shaft (1971), dirigida por el director afroamericano Gordon Parks (1912 - 2006), con una carismático detective, y Super Fly (1972), más ambigua todavía, dirigida por el hijo de Parks, Gordon Parks Jr. (1934 - 1979), donde el héroe es un traficante de drogas.. Ambas películas tienen bandas sonoras que son más populares que los propios filmes; la de Shaft es de Hayes y la de Super Fly de Curtis Mayfield.

En una década que empezó con el juicio de Charles Manson y que vio el suicidio colectivo de la secta de Jim Jones, parecía posible pensar que el diablo andaba suelto. Ese ambiente se plasmó en la oscura road movie Carrera con el diablo (1975), dirigida por Jack Starrett (1936 - 1989). En un perfecto ejemplo de paranoia pos-Manson, dos parejas que veranean son testigos de un sacrificio humano y son perseguidas por los adoradores del culto al diablo.

Aunque tanto la década de 1960 como la de 1980 produjeron algunas películas criminales excelentes, la profusión de trabajos originales que capturaban el zeitgeist de su tiempo hace de esta época una edad de oro para el género. A pesar de la tendencia de los últimos años de hacer nuevas versiones de clásicos (Shaft en 2000, Asalto al distrito 13 en 2005, Asalto al tren Pelham en 2009), en algunas ocasiones se ha partido de las películas criminales de la década de 1970 para crear thrillers superiores a los originales, como Jackie Brown (1997), de Quentin Tarantino (1963); Zodiac (2007), dirigida por David Fincher (1962), y The Town, ciudad de ladrones (2010), de Ben Affleck (1972).

Resultado de imagen de zodiac david fincher

Estos trabajos demuestran que la actitud y la moralidad de las películas de crimen de la década de 1970 actualmente siguen siendo relevantes.

Películas relacionadas

  • Chinatown, 1974Imagen de la película Chinatown

    Ambientada en Los Ángeles de 1937, una ciudad ensombrecida por los crímenes de la época en que se fundó la urbe, sigue constituyendo el arquetipo de la película de detectives retro-chic. Chinatown consigue recrear el mundo de Raymond Chandler, con bonitos vehículos y elegantes trajes, pero añade una conciencia irónica de las convenciones del género y un cinismo Watergate de una sociedad corrupta. A pesar que el ambiente parece del cine negro, es una película repleta de luz, aunque encuentra la oscuridad en la corrupción mítica y monumental del tumultuoso barrio que da nombre al filme. J.J. (Jake) Gittes (interpretado por Jack Nicholson), un detective privado inteligente pero algo sórdido, se asemeja más a un Mike Hammer mejorado que a un auténtico Philip Marlowe. Investiga el supuesto adulterio de un trabajador de la compañía de aguas, que le llevará a destapar una red de corrupción que se aprovecha del transporte de agua a la ciudad. La trampa se mezcla con una complicada red de incesto y violencia dirigida por el barón del crimen Noah Cross, interpretado por John Huston. Éste, uno de los grandes villanos del cine de la década de 1970, abusó de su hija Evelyn, interpretada por Faye Dunaway, y pretende acorralar a una ciudad sedienta sacando provecho del sistema de abastecimiento de agua. Se trata de una obra maestra con varios niveles, quizás la perfecta síntesis de un autor (Roman Polanski), de un guionista de prestigio y de una estrella (el escritor Robert Towne, y Nicholson). El héroe con gabardina queda desmitificado, impotente frente a la corrupción moral y social de la que apenas consigue abstenerse. Mientras que las películas tradicionales de este género de Warner Bros. eran rápidas e incisivas, Chinatown es sinuosa y lánguida, y su trama compleja está cargada de sorpresas.     Ficha técnica y artística Título original: ChinatownAño: 1974Duración: 131 minutosPaís: Estados UnidosDirección: Roman PolanskiGuión: Robert TowneMúsica: Jerry GoldsmithFotografía: John A. AlonzoReparto: Jack Nicholson, Faye Dunaway, John Huston, Perry Lopez, Burt Young, John Hillerman, Darrel Zwerling, Roman Polanski, Diane Ladd, Richard Bakalyan, Joe Mantell, Roy Jenson, James Hong, Bruce Glover, Jerry Fujikawa, Roy Roberts, James O’Rear, Noble Willingham, Belinda Palmer, Rance Howard, Beulah Quo, Claudio Martínez, Elizabeth HardingProductora: Robert Evans. Distribuida por Paramount PicturesGénero: Drama, cine negro, intrigaPremios: 1974: Oscar: Mejor guión original. 11 nominaciones 1974: 4 Globos de Oro, incluyendo Mejor película – Drama. 7 nominaciones 1974: Premios BAFTA: Mejor director, actor (Nicholson) y guión. 11 nominaciones 1974: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor (Nicholson). 2 nominaciones 1974: Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director 1974: Sindicato de Guionistas (WGA): Mejor guión original drama Enlaces Escena de Chinatown End Credits https://open.spotify.com/track/2HWs9JLi9TAN1qXNp4H5pD?si=sHBTxL_pSGC-TPGGpF0Mkw

  • El Padrino, 1972el-padrino

    La película de Francis Ford Coppola, basada en la novela de Mario Puzo, de inmediato se convirtió en un filme de autor de gran éxito, lo que marcó el final de una época clásica de Hollywood y el auge creciente de las grandes producciones. El magisterio de Brando como patriarca representa todo lo que tenía en el cine antiguo de Hollywood al que ansiaba el joven Coppola, y las generaciones más jóvenes de Corleones están interpretadas por nuevas figuras del cine (Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, y en su secuela Robert de Niro). Del mismo modo, la película sigue un transición similar dentro del crimen organizado, mientras vemos cómo el siniestro, pero caballeroso mundo del patriarca don Vito Corleone (Brando) se ve eclipsado por costumbres más brutales, expeditivas y políticas representadas por el sentenciado Sonny (Caan) y el calculador Michael (Pacino). El filme fue un éxito crítico y comercial; en este sentido, creó un legado e incluyó la cultura popular con frases como: «Luca Brasi duerme con los peces» y «Hazle una propuesta que no pueda rechazar». Quizás porque ya es «de época», gracias a la fotografía amarillenta y la banda sonora elegante y decadente de Nino Rota, El padrino envejece menos que muchas películas posteriores de la década de 1970, tanto si el mundo corrupto al que pone en evidencia hace referencia al pasado, como a la época en que se realizó la película. Coppola se atrevió a llevar al cine una historia compleja de una manera artística, de tal modo que los momentos de acción y horror fueran más intensos para que los momentos más tranquilos pudieran entrelazarse entre ellos. Coppola continuó la saga Corleone en El Padrino parte II en 1074 y posteriormente, en 1990, El Padrino parte III. Ficha técnica y artística Título original: The GodfatherAño: 1972Duración: 175 minutosPaís: Estados UnidosDirección: Francis Ford CoppolaGuión: Francis Ford Coppola, Mario Puzo (Novela: Mario Puzo)Música: Nino RotaFotografía: Gordon WillisReparto: Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, John Cazale, Talia Shire, Richard S. Castellano, Sterling Hayden, Gianni Russo, Rudy Bond, John Marley, Richard Conte, Al Lettieri, Abe Vigoda, Franco Citti, Lenny Montana, Al Martino, Joe Spinell, Simonetta Stefanelli, Morgana King, Alex Rocco, John Martino, Salvatore Corsitto, Richard Bright, Tony Giorgio, Vito Scotti, Jeannie Linero, Julie Gregg, Angelo Infanti, Corrado Gaipa, Saro UrziProductora: Paramount Pictures / Alfran ProductionsGénero: DramaPremios: 1972: 3 Oscars: Mejor película, Actor (Marlon Brando), Guión adaptado. 11[10*] nom. 1972: 5 Globos de Oro: Película (Drama), Director, Actor (Brando), Guión y BSO 1972: Premios BAFTA: Mejor música. 5 nominaciones, incluyendo Mejor actor (Brando) 1972: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Duvall). 4 nominaciones 1972: National Board of Review: Mejor actor sec. (Pacino) y Mejores 10 films del año 1972: Sindicato de Directores (DGA): Mejor director 1972: Sindicato de Guionistas (WGA): Mejor guión adaptado drama 1972: Premios David di Donatello: Mejor film extranjero y Premio Especial (Al Pacino) Enlaces El Padrino – tráiler El Padrino – Primera escena     Banda Sonora https://open.spotify.com/album/5CeLOKEJeP3EpEdT9v2lep?si=wXR7DKB0SFO9a7CAwjBnyg

Carteles

0Shares
diciembre 8, 2019