Charlie Chaplin (1889 – 1977) / Director, actor

Charlie Chaplin

Infancia

Charles Spencer «Charlie» Chaplin, nació en Londres (Inglaterra) el 16 de abril de 1889. Sus padres fueron artistas de music-hall. Su padre, Charles Spencer Chaplin Sr., fue actor y cantante; mientras que su madre, Hannah Chaplin, era conocida en el espectáculo bajo el seudónimo de Lily Harley. Ambos se separaron antes de que Charles cumpliera tres años.

Su padre era alcohólico y frecuentaba poco a sus hijos, aunque ellos vivieron brevemente con él, y su amante, debido a que su madre había sido internada en el asilo de Cane Hill en Coulsdon a causa de sus serios problemas psiquiátricos.

Su padre murió en 1901 de cirrosis cuando contaba con 37 años. Fue enterrado en una fosa común y sin ningún nombre.

Una enfermedad de la laringe terminó con la carrera de la madre de Chaplin. Debido a una de sus internaciones como consecuencia de sus problemas mentales —sufría depresión nerviosa— y un cuadro de desnutrición, sus hijos fueron ingresados durante varias semanas en el Asilo de Lambeth en el sur de Londres y luego, a la Escuela Hanwell para Huérfanos y Niños Pobres desde junio de 1896 a enero de 1898.

En 1903, Chaplin compuso el personaje de Billy en la pieza teatral Sherlock Holmes, escrita por William Gillette y protagonizada por el actor británico HA Saintsbury.

Chaplin trabajó en varias profesiones —mandadero, soplador de vidrio, vendedor callejero— hasta que fue contratado por la compañía Frohman para representar algunos papeles menores hasta mediados de la década en giras por Inglaterra y en la capital.

Primeros años en Estados Unidos

El ingreso de Chaplin a la compañía de mimos de Fred Karno, en 1907, constituyó un acontecimiento fundamental en su formación artística. Debutó con un papel cómico en la obra “El partido de fútbol”.  Su primera gira por Estados Unidos con la compañía Karno ocurrió entre 1910 y 1912; en 1909, había actuado en los principales teatros de variedades de París. Para finales de 1912, ya habían recorrido Canadá, Nueva York, Chicago, Fall River, Filadelfia, etc. En la compañía también participó Arthur Stanley Jefferson, conocido posteriormente como Stan Laurel. Él y Chaplin compartían una habitación en una pensión. A finales de 1913, las actuaciones de Chaplin habían sido vistas por Mack Sennett, Mabel Normand, Minta Durfee y Roscoe «Fatty» Arbuckle. Sennett, que lo había descubierto en un teatro de Nueva York en un papel de borracho, lo contrató para sus estudios Keystone como reemplazo de Ford Sterling. Chaplin tuvo muchas dificultades para adaptarse a las demandas de una película de acción. Tras haber terminado de filmar “Ganándose el pan”, Sennett sintió que había cometido un error muy costoso. Muchos historiadores coinciden en que Normand fue quien lo convenció de que le diera otra oportunidad. Chaplin rápidamente se convirtió en un éxito y fue la estrella más popular de Keystone.

Normand dirigió a Chaplin en algunas ocasiones y también escribió los libretos de algunas de sus primeras películas. A Chaplin no le agradaba ser dirigido por una mujer, y en muchas ocasiones tenían desacuerdos. Sin embargo, se convirtieron en amigos, a pesar de que poco después Chaplin abandonó Keystone.

El vagabundo

El personaje del vagabundo, también conocido como Charlot o Carlitos en Hispanoamérica, fue presentado durante la época del cine mudo en una comedia de Keystone titulada “Carreras sofocantes” (estrenada el 7 de febrero de 1914). Chaplin recordó en su autobiografía:

No tenía idea sobre qué maquillaje ponerme. No me gustaba mi personaje como reportero (en Carlitos periodista). Sin embargo en el camino al guardarropa pensé en usar pantalones bombachudos, grandes zapatos, un bastón y un sombrero hongo. Quería que todo fuera contradictorio: los pantalones holgados, el saco estrecho, el sombrero pequeño y los zapatos anchos. Estaba indeciso entre parecer joven o mayor, pero recordando que Sennett quería que pareciera una persona de mucha más edad, agregué un pequeño bigote que, pensé, agregaría más edad sin ocultar mi expresión. No tenía ninguna idea del personaje pero tan pronto estuve preparado, el maquillaje y las ropas me hicieron sentir el personaje, comencé a conocerlo y cuando llegué al escenario ya había nacido por completo”​

 

Charlot es un vagabundo con modos refinados, ropa y la dignidad de un caballero. Chester Conklin contribuyó con el pequeño frac y Ford Sterling con los zapatos. Lo único que pertenecía a Chaplin era el bastón de caña, ya que el bombín también era de Roscoe Arbuckle.

Chaplin, con su personaje, rápidamente se convirtió en la estrella más exitosa de la compañía de Sennet. El vagabundo fue conocido como Charlot en Francia, Italia, España, Andorra, Portugal, Grecia, Rumania y Turquía, como Carlitos en Brasil y Argentina y Der Vagabund en Alemania. Chaplin continuó interpretando al vagabundo en una decena de cortos y más tarde, en diversos largometrajes. Sin embargo, también intervino en cameos como un «Keystone Kop» —policías incompetentes que intervinieron en una serie de filmes de la década de 1920— en “A Thief Catcher”, filmada entre el 5 y el 26 de enero de 1914. La película se creía desaparecida y, por lo tanto, la actuación de Chaplin ahí era desconocida, hasta que una copia fue descubierta en 2010 durante una venta de antigüedades en Míchigan.​

El vagabundo estuvo profundamente identificado con la época del cine mudo. Cuando en la década de 1930 se generalizaron las producciones sonoras, Chaplin se negó a encarnar a su personaje hablando. De hecho, en “Luces de la ciudad” (1931), no aparece ningún diálogo. Chaplin abandonó su personaje en la película “Tiempos modernos” (estrenada el 5 de febrero de 1936), que finaliza con el vagabundo caminando por una carretera sin fin hacia el horizonte, de la mano de Paulette Goddard. La película fue prácticamente muda, aunque en una escena se lo pudo escuchar cantar a Chaplin durante unos minutos. Pese a este final, Chaplin volvió a proyectar, por última vez, a la figura del vagabundo en su primera película totalmente sonora, “El gran dictador” (1940), esta vez en el papel de un barbero judío que sufre persecución de parte del totalitarismo fascista.

Durante la primera década del siglo XX Charles Chaplin ganó inmensa popularidad e infinidad de “Chaplinistas” recorrían los circos y teatros ganándose la vida al imitar al genio del humor mudo. Tantos imitadores llevaron a que se crease un concurso nacional en Estados Unidos en el que se premiaba a quien mejor realizara la imitación —específicamente de su famoso alter-ego «The Tramp» o Charlot—. Durante uno de sus viajes a San Francisco a Chaplin le llegó la noticia de uno de éstos concursos, y seducido por la idea se inscribió de inmediato. Increíblemente el resultado fue desastroso, no pasó de la primera ronda y los jueces le dieron una de las peores calificaciones de su tanda. En una entrevista realizada para el Chicago Herald el 15 de julio de 1915 Chaplin relata la historia con gran ironía y comentó que fue: «tentando a darles lecciones de la "caminata de Chaplin", por pena y también deseando ver la cosa hecha correctamente». No obstante, para el jurado Chaplin no era suficientemente bueno imitando a Chaplin y el premio fue otorgado a un hombre de nombre Milton Berle.

La fórmula de Chaplin al momento de filmar consistía en gestos exagerados y otros métodos de comedia física. Usualmente, el vagabundo responde a sus enemigos con patadas o ladrillazos, es decir, hace uso de una gran agresividad, por lo cual los críticos advirtieron que sus travesuras limitaban con la vulgaridad, a pesar de que a los espectadores les agradó el personaje. En 1915, Chaplin —reconocido en las principales ciudades europeas y América— firmó un nuevo contrato con Essanay por un año.​ Con esta compañía, filmó 14 películas en las cuales desarrolló mucho más sus habilidades cinematográficas, en producciones consideradas más ambiciosas. Frecuentemente, compartían cartel con Chaplin, actores como Edna Purviance que encarnaba, por lo general, chicas ingenuas, o los villanos Leo Blanco y Bud Jamison quienes eran muy altos para contrarrestar la baja estatura de Chaplin.

La popularidad de Chaplin continuó en aumento hacia el final de la Primera Guerra Mundial. En sus películas, hacía referencia a los problemas e injusticias de la sociedad de su tiempo; entre ellos, las dificultades, constantes luchas y humillaciones de los inmigrantes desamparados y los problemas laborales.

Con la Mutual Film Corporation

En 1917, la Mutual Film Corporation le pagó a Chaplin 670 000 dólares para producir una docena de comedias de dos rollos con condiciones excepcionales. Se produjeron doce películas durante un periodo de 18 meses, por las cuales recibió 150 000 dólares.​ Entre esas películas, se hallan “Charlot, músico ambulante”, “Charlot prestamista”, “Charlot bombero”, “Charlot en la Calle de la Paz” y “Charlot en la tienda”. Durante la filmación de “Charlot en la tienda”, Estados Unidos entró a participar en la Primera Guerra Mundial. Edna Purviance continuó siendo la protagonista femenina, pero Chaplin incluyó además a Eric Campbell, Henry Bergman y Albert Austin. Chaplin consideró su periodo con la Mutual Film Corporation como «el más feliz de su carrera».

Fundación de la United Artist

En 1919, el grupo constituido por Chaplin, Mary Pickford, Mac Adoo, D. W. Griffith y Douglas Fairbanks, fundó la compañía distribuidora de filmes United Artists (UA), en un intento por escapar del creciente poder de los demás distribuidores y financiadores. Esta compañía, junto con el control total de su producción cinematográfica a través de su estudio, aseguró la independencia de Chaplin como cineasta. Sirvió en el consejo de la UA hasta la década de 1950, cuando vendió el 75 % de sus acciones a un grupo dirigido por Arthur Krim.

Las películas de Chaplin comenzaban a ser largometrajes, salvo por un breve cameo en “Una mujer de París” (1923), la cual fue seguida por las comedias “La quimera del oro” (1925) y “El circo” (1928). “La quimera del oro” está considerada la séptima mejor película del siglo XX, dentro de cien seleccionadas y es sucedida por “Tiempos modernos” (1936). Su única obra dramática fue “La opinión pública” (1923).

Tras la llegada del cine sonoro, Chaplin se siguió centrando en el cine mudo, incluyendo efectos de sonido y música con melodías basadas en canciones populares o compuestas por él. “El circo” (1928), “Luces de la ciudad” (1931) y “Tiempos modernos” (1936) fueron esencialmente mudas. “Luces de la ciudad” fue elogiada por su mezcla de comedia y sentimentalismo. Tras el estreno de la misma, Chaplin viajó durante 15 meses a Londres, Berlín, París, Viena y Bruselas.

Resultat d'imatges de tiempos modernos chaplin

Tiempos modernos” fue la primera película en la que se escuchó la voz de Chaplin, pero muchos la consideran muda de todas formas. En la película, Chaplin hace alegoría al maquinismo de la era industrial, el trabajador-robot, la producción en serie y la diferencia de clases sociales. Dos escenas de la película continúan siendo recordadas en la actualidad: una, cuando el vagabundo queda atrapado dentro de los engranajes de una máquina y cuando, al final, camina por una carretera sin fin hacia el horizonte tomado de la mano de Paulette Goddard. “Tiempos modernos” significó la última aparición del vagabundo clásico —pese a que su figura volvería a ser enunciada en “El gran dictador” (1940) en la forma de un barbero judío— y fue considerada la quinta mejor película del siglo XX. La canción más conocida que compuso, «Smile», para “Tiempos modernos”, fue interpretada después por Nat King Cole. El tema de “Candilejas” fue un éxito en la década de 1950 bajo el título «Eternally». Chaplin también escribió partituras para sus películas mudas, cuando se relanzaban con sonido, especialmente “El chico”, con Jackie Coogan en su primera versión, que fue nuevamente estrenada en 1971.

El gran dictador

La primera película hablada de Chaplin, “El gran dictador” (1940), significó un acto de desafío contra el nazismo. Fue filmada y lanzada un año antes de que Estados Unidos entrara en la Segunda Guerra Mundial. Chaplin interpretó el personaje de Adenoid Hynkel, el dictador de Tomainia, inspirado en el dictador alemán Adolf Hitler, que era en la vida real cuatro días más joven que Chaplin y tenía un bigote similar. La película también presentó al comediante Jack Oakie como Benzino Napaloni, el dictador de Bacteria, una parodia al dictador italiano Benito Mussolini.

Paulette Goddard también intervino. La película fue vista como un acto de valentía en el entorno político de la época, tanto por su ridiculización al nazismo como por su representación de judíos perseguidos por el régimen nazi. También intervino el personaje de un barbero judío, interpretado por el mismo Chaplin, muy similar al vagabundo clásico en su indumentaria, comportamiento y actitudes, y que también sufrió la persecución. Al final, el barbero pronuncia un discurso denunciando a la dictadura, la codicia, el odio y la intolerancia, pronunciándose a favor de la libertad y la fraternidad humana:

Lo lamento, pero yo no quiero ser un emperador, ése no es asunto mío, no quiero gobernar o conquistar a alguien. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible: a los judíos y a los gentiles, a los negros y a los blancos. Todos deberíamos querer ayudarnos, así son los seres humanos. Queremos vivir con la felicidad del otro, no con su angustia. No queremos odiarnos y despreciarnos. En este mundo hay sitio para todos, y la tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida podría ser libre y hermoso...»

Fragmento de El gran dictador (1940), interpretado por el personaje del barbero

Problemas políticos

Chaplin se negó a apoyar el esfuerzo realizado por el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, como lo había realizado en la contienda anterior, cuando promocionó bonos de guerra para la Primera Guerra Mundial junto a su colega Douglas Fairbanks. En su comedia de humor negro “Monsieur Verdoux”, de 1947, criticó al capitalismo y afirmó que el mundo alentaba las matanzas en masa mediante las guerras y las armas de destrucción masiva. “Un rey en Nueva York”, una de sus últimas producciones, satirizó la persecución política basado en el exilio que había tenido que realizar años antes. En 1937, una campaña en contra del cómico lo imputó de haber plagiado en “Tiempos modernos” a René Clair en su película “Para nosotros la libertad”. Sobre Chaplin, Clair expresó: «Ese es un hombre que domina la historia del cine». En 1938, fue presionado para que no filmara “El gran dictador” y, con motivo de su estreno en 1940, Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Adolf Hitler, comentó: «Chaplin es un pequeño judío despreciable». En 1942, los periódicos lo acusaron de comunista, y al año siguiente Joan Barry tuvo una hija y denunció al actor por no querer reconocer la paternidad de la misma. En 1944, el proceso iniciado por Barry se resolvió a favor de Chaplin.

Durante la Segunda Guerra Mundial hizo campaña en pro de la apertura del Segundo Frente para ayudar a la Unión Soviética que estaba luchando contra los alemanes junto al Reino Unido, Estados Unidos y los demás aliados, y apoyó a varios grupos pro amistad soviético-norteamericana. Además socializó con comunistas reconocidos como Hanns Eisler y Bertolt Brecht, y asistió a actos realizados por diplomáticos soviéticos. En el clima político que se vivía en los Estados Unidos en la década de 1940 esta conducta hacía que Chaplin pudiera ser considerado, como escribió Larcher, "peligrosamente progresista y amoral." Chaplin negó ser comunista y afirmó que era un «traficante de la paz», pero consideraba que los esfuerzos gubernamentales por suprimir aquella ideología era una inaceptable infracción a las libertades civiles. Fue acusado por el Comité de Actividades Antiestadounidenses por supuestas actividades «antiamericanas». J. Edgar Hoover había aportado archivos secretos sobre él al FBI. Por un lado, debido a sus ideas progresistas, exhibidas públicamente en todos sus cortometrajes y en muchas de sus películas como “Tiempos modernos” o “El gran dictador”, provocó que se buscara cualquier excusa para ingresarlo en la cárcel. De hecho, en 1947 la Comisión de Actividades Antiestadounidenses acusó a 79 figuras del cine americano, motivo por el cual comenzó el proceso contra los «Diez de Hollywood» que rehusaron comparecer ante la comisión macarthista. En 1949, la Corte de Apelaciones de Washington rechazó los recursos presentados por los «Diez de Hollywood», quienes son condenados a un año de prisión para 1950 e inscritos en las listas negras. También fue acusado de no cumplir la Ley Mann —que prohíbe el traslado de individuos a otros estados con el objetivo de prostituirlos— cuando llevó a su novia Joan Barry de Nueva York a Los Ángeles. Por participar de un acto de solidaridad con Rusia en San Francisco e intervenir en un acto de arte ruso en Nueva York, fue criticado y definido como comunista. Su película “Monsieur Verdoux” (1947) fue otra excusa para justificar esta persecución, ya que ésta establecía un paralelismo entre los crímenes del protagonista y los de las grandes potencias en período de guerras. Paralelamente, tuvo lugar en Nueva York una violenta conferencia, donde Chaplin fue agredido verbalmente por más de cien periodistas. En 1952, se trasladó al Reino Unido para el estreno de “Candilejas”, y Hoover al enterarse del hecho, negoció con el Servicio de Inmigración y Naturalización para prohibir el reingreso de Chaplin a los EE. UU.

Exilio

En 1947, el Comité de Actividades Antiamericanas comenzó a presionar a la fiscalía para que se deportara a Chaplincuya vida en Hollywood contribuye a destruir la fibra moral de América» —como se dijo—. A pesar de que fue llamado a testificar en varias ocasiones, él nunca se presentó y fue acusado por una asociación reaccionaria por escribirle una carta al pintor Pablo Picasso, también comunista, en referencia al caso Eisler. Un senador estadounidense dijo que «el comportamiento de Chaplin se aproximaba peligrosamente a la traición». El 17 de septiembre de 1952, el Fiscal General de Estados Unidos dio instrucciones para retener al actor y a parte de su familia cuando viajaban en el RMS Queen Elizabeth para asistir al estreno de “Candilejas” en Europa y de esa forma, debatir si debía ser expulsado o no. Allí lo denunciaron de «pertenecer al Partido Comunista, así como de graves delitos contra la moralidad y de formular declaraciones que demuestran una actitud hostil y de menosprecio hacia el país gracias a cuya hospitalidad se ha enriquecido».

Finalmente, adquirió una mansión en Corsier-sur-Vevey, en Suiza, donde residió desde 1953 hasta su muerte. Su esposa, Oona, viajó a Estados Unidos para rematar los bienes de su esposo y, con motivo de su 64 cumpleaños, Chaplin se trasladó a Ginebra y le hizo entrega al cónsul estadounidense de su permiso de retorno a Estados Unidos, con lo cual demostró su intención de no querer volver a ese país, aunque después regresó para recibir un premio por su trayectoria en 1972.

Compositor

Chaplin compuso variadas partituras y canciones para sus películas, a pesar de que no fue reconocido por llevar a cabo ese trabajo. El tema «Sonrisa», que compuso para “Tiempos modernos”, fue muy popular en Reino Unido cuando fue interpretado por Nat King Cole en 1954, y por Celine Dion durante los obituarios en la 83º entrega de los premios Óscar de 2010, celebrada al año siguiente en Estados Unidos. Sus canciones, incluso, fueron cantadas por prestigiosos cantantes como Michael Jackson o el mexicano José José. En la década de 1960, Petula Clark interpretó «Ésta es mi canción», que Chaplin había escrito para “La condesa de Hong Kong”.​

En 1972 obtuvo un premio Óscar como «mejor música original» por “Candilejas”, el cual compartió con Raymon Rasch y Larry Russell. Su sobrino, Spencer Dryden, fue baterista del Salón de la Fama del Rock.

Últimos años

Entre mayo y julio de 1956, en Inglaterra, dirigió la filmación de “Un rey en Nueva York”. Durante el rodaje fue nombrado miembro de la British Film Academy de Londres. Para esa película, produjo, diseñó los guiones, actuó y dirigió. En 1958, comenzó a escribir su autobiografía y la Cinemateca de Bruselas pidió a 150 historiadores de todo el mundo una lista de los mejores filmes de la historia del cine: Chaplin resultó ser el director más votado por “La quimera del oro”.

En 1962, fue nombrado Doctor Honoris Causa de la Universidad de Oxford, en Inglaterra. En 1964, anunció la aparición de sus memorias y en 1965, comenzó a dirigir “La condesa de Hong Kong”(1966), con Sophia Loren y Marlon Brando.

En 1969, con motivo de su 80.º cumpleaños, tres historiadores de su obra (Maurice Bessy, Pierre Leprohon y Marcel Martin) le otorgaron una carta abierta, en la que le pidieron que reeditara sus filmes permitiendo así que sus películas fueran conocidas por las nuevas generaciones, petición que realizaría en los años siguientes. En 1972, regresó a Estados Unidos y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le rindió un homenaje y le otorgó el premio Óscar Honorífico durante una celebración llevada a cabo en el Pavillion Dorothy Chandler del Music Center de Los Ángeles el 16 de abril de aquel año, día en que cumplía 83 años. Aplaudido de pie durante doce minutos, los aplausos más largos en una celebración de los Premios Óscar, comentó: «Las palabras parecen tan insignificantes, tan inútiles. Sólo puedo decir que... gracias por el honor de ser invitado aquí, y... ¡oh!, son gente maravillosa y dulce, gracias».

Entre 1969 y 1976, Chaplin utilizó composiciones musicales y partituras usadas en sus películas, para reeditarlas en otras como “La clase ociosa” (1971), “Día de paga” (1972), “Un día de placer” (1973) o “Charlot al sol” (1974). También colaboró para “El circo” (19649) y “El chico” (1971). En 1974 se celebró en distintas partes del mundo su octogésimo quinto cumpleaños y en Buenos Aires, se repuso “Tiempos modernos”. En febrero de 1975 se difundió la noticia de su nueva película: “La rareza”, que trata sobre la historia de una mujer sudamericana dotada de alas y capaz de volar.

El 2 de marzo de 1975, la reina Isabel II del Reino Unido lo nombró Sir otorgándole la Orden del Imperio Británico. Chaplin, ya debilitado, recibió la distinción en silla de ruedas debido a que no podía moverse con demasiada facilidad. En 1976, se repusieron algunas de sus películas poco recordadas y se montaron ciclos sobre su extensa filmografía. Su último trabajo fue “Una mujer de París”, que se concretó en 1976.

Muerte

La salud del anciano actor comenzó a disminuir desde mediados de la década de 1960, cuando finalizó la filmación de “Una condesa de Hong Kong”. Además de los cuadros de asma que padecía, se le diagnosticó demencia senil. La reconocida actriz Lillian Gish admitió que no fue capaz de reconocerla cuando llegó a Estados Unidos en 1972. Para 1977, ya no era capaz de hablar ni moverse, aunque solía pasear en silla de ruedas acompañado de su esposa por las calles de Vevey hasta el lago. En septiembre de 1977, presenció un espectáculo circense y, al finalizar, los payasos le otorgaron sus narices rojas en calidad de homenaje. Fue su última aparición pública. Hacia finales de año, los medios públicos informaron sobre el debilitamiento físico de Chaplin.

Falleció en la Navidad de 1977 a los 88 años en su residencia Manoir de Ban, en Consier-sur-Vevey, Suiza, mientras dormía, a las 4 h (hora de Suiza). Tras una ceremonia íntima, fue inhumado en el cementerio del cantón de Vaud. Casualmente, su hija recordó en varias entrevistas que a su padre jamás le había agradado la Navidad porque le recordaba la extrema pobreza que había pasado en su niñez. El 1 de marzo de 1978, su cadáver fue robado por un pequeño grupo de mecánicos polacos con el objetivo de extorsionar a su familia. Sin embargo, su plan fracasó, los ladrones fueron capturados y sus restos fueron recuperados once semanas después, el 17 de mayo, cerca del lago Lemán. Su cuerpo fue nuevamente sepultado, pero esta vez bajo 1,8 metros de hormigón para evitar otros asaltos. En 1981, el Ayuntamiento de Londres erigió una estatua de tamaño natural de Chaplin en Walworth, donde pasó sus primeros años de vida.

Vida privada

En 1918, contrajo matrimonio con la joven actriz Mildred Harris, de quien expresó: «Ella era joven y bonita. Pero mis emociones eran muy encontradas. Sin estar enamorado quería que nuestro matrimonio fuera un éxito. No lo fue». En 1919, la pareja tuvo a su primer hijo, Norman, que sólo vivió tres días. Después la pareja se separó —se divorciaron en 1920— y la salud mental de la madre de Chaplin se agravó nuevamente. En 1921, ella llegó a Estados Unidos para pasar sus últimos años de vida junto a su hijo.

En 1924, se casó con Lita Grey en el municipio mexicano de Empalme, debido a que ella había quedado embarazada con tan solo 16 años de edad; para 1926, habían tenido dos hijos, a los cuales nombró Charles y Sydney. Por su parte, Lita Grey, le pidió el divorcio y la justicia incautó su vivienda y su estudio de cine. Finalmente, en 1927, la indemnizó con un millón de dólares.

En agosto de 1928 murió su madre a los 63 años, hecho del que comentó: «Pasó muchos años en manicomios. Pero en sus últimos siete, vio a sus hijos triunfantes. Eso hizo que recobrara en parte su salud». Sobre su matrimonio con la actriz Paulette Goddard en 1936, comentó: «Cuando la conocí "a fondo" vi que era una muchacha alegre y divertida. Yo me sentía desesperadamente solo, esperaba encontrar en algún lado un lindo "rayito de sol"».

En 1941, se divorció de Paulette Goddard y en 1943 volvió a casarse, esta vez con Oona O'Neill, hija del dramaturgo Eugene O'Neill. Ella tenía 18 años y él 54; para 1946 ya habían tenido dos hijos, Geraldine y Michael John. Dos años antes, sus dos hijos —del matrimonio con Lita Grey— habían sido llamados al ejército estadounidense y destinados a combatir en Alemania. En 1948, la Asociación Francesa de la Crítica Cinematográfica se dirigió a la Fundación Nobel de Suecia y lo propuso como candidato al Premio Nobel de la Paz, lo que generó diversas polémicas.

A lo largo de su vida, se le relacionó románticamente con muchas actrices de su época como Hetty Kelly, Edna Purviance, Mildred Harris, Pola Negri, Marion Davies, Lita Grey, Merna Kennedy, Georgia Hale, Louise Brooks, Paulette Goddard, Joan Barry, y finalmente con Oona O'Neill.

 

Carteles

La quimera del oro Tiempos-modernos

Filmografía

1914 Charlot periodista (Marking a Living).
Carreras sofocantes (Kid Auto Races at Venice).
Aventuras extraordinarias de Mabel (Mabel's Strange Predicament).
Todo por un paraguas (Between Showers).
Charlot y el fuego (A Film Johnnie).
Charlot en el baile (Tango Tangles).
Charlot extremadamente elegante (His Favorite Pastime).
Un amor cruel (Cruel, Cruel Love).
Charlot, huésped ideal (The Star Boarder).
Mabel y el auto infernal (Mabel at the Wheel).
Charlot de conquista (Twenty Minutes of Love).
Charlot camarero (Caught in a Cabaret).
Charlot y la sonámbula (Caught in the Rain).
Charlot sufragista (A Busy Day).
El mazo de Charlot (The Fatal Mallet).
Charlot, ladrón elegante (Her Friend the Bandit).
Charlot, árbitro (The Knockout).
Mabel, vendedora ambulante (Mabel's Busy Day).
Charlot en la vida conyugal (Mabel's Married Life).
Charlot, falso dentista (Laughing Gas).
Charlot "regisseur" (The Property Man).
Charlot pintor (The Face on the Bar-Room Floor) . La pícara primavera (Recreation).
Charlot, artista de cine (The Masquerader).
Nueva colocación de Charlot (His New Profession).
Charlot y Fatty en el café (The Rounders).
Charlot, conserje (The New Janitor).
Jes, rival de Charlot (Those Love Pangs).
Charlot panadero (Dough and Dynamite).
Mabel y Charlot en las carreras (Gentleman of Nerve).
Charlot domina el piano (His Musical Career).
Charlot se engaña (His Trusting Place).
Aventuras de Tillie. El romance de Charlot (Tillie's Punctured Romance).
Charlot tiene una mujer celosa (Getting Acquaninted).
Charlot prehistórico (His Prehistoric Past).
1915 Charlot cambia de oficio (His New Job).
Charlot trasnochador (A Nigth Out).
Un campeón de boxeo (The champion).
Charlot en el parque (In the Park).
Charlot vagabundo (The Tramp).
Charlot en la playa (By the sea).
Charlot trabajando de papelista (Work).
Charlot, perfecta dama (A Woman).
Charlot, portero de banco (The Bank).
Charlot marinero (Shanghaied).
Charlot en el teatro (A Night in the Show).
Carmen (Carmen).
Charlot, licenciado de presidio (Police).
Aventuras de Charlot (Triple Trouble).
La revista de Charlot (The Essanay Chaplin Revue).
1916 Charlot, encargado de bazar (The Floorwalker).
Charlot bombero (The Fireman).
Charlot, músico ambulante (The Vagasond).
Charlot, a la una de la madrugada (One A. M .).
El conde (The Count).
Charlot prestamista (The Pawnshop).
Charlot, tramoyista de cine (Behind the Screen).
Charlot, héroe de patín (The Rink).
1917 Charlot en la calle de la Paz (Easy Street).
Charlot en el balneario (The Cure).
Charlot emigrante (The Immigrant).
El aventurero (The Adventurer).
1918 Vida de perro (A Dog's Life).
¡Armas al hombro! (Shoulder Arms!).
The Bond . 1919 Al sol (Sunnyside).
Un día de juerga (A days pleasure).
1920 El chico (The Kid).
1921 Vacaciones (The Iddle Class).
1922 Día de paga (Pay Day).
El peregrino (The Pilgrim).
1923 Una mujer de París (A Woman of Paris).
1925 La quimera del oro (The Gold Rush).
1927 El circo (The Circus).
1930 Luces de la ciudad (City Lights).
1935 Tiempos modernos (Modern Times).
1940 El gran dictador (The Great Dictator).
1946 Monsieur Verdoux (Monsieur Verdoux).
1952 Candilejas (Limelight).
1956 Un rey en Nueva York (A King in New York).
1966 La condesa de Hong-Kong (A Countess From Hong-Kong).